La ridícula pifia de un portero por culpa de un bote inesperado de la Pelota

Marcus Sandberg, guardameta del Valerenga Fotball, se vio traicionado por el campo de juego y terminó fallando al intentar despejar.

La segunda jornada futbolera en fin de semana de abril ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido acción. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Premier League de Inglaterra y la Serie A de Italia, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Marcus Sandberg durante la emotiva derrota del Valerenga Fotball (4-3) ante el Fotballklubben Haugesund, en partido valido por la segunda jornada del Torneo Eliteserien de Noruega. El portero visitante fue uno de los principales señalados por los hinchas tras verse directamente involucrado en el marcador con una ridícula pifia.

El arquero del Valerenga intentó despejar un balón ante el deseo de anticipación del delantero rival pero su golpeo fue al aire. Ibrahim Shuaibu, nigeriano del FK Haugesund, aprovechó la pifia del guardameta contrario para marcar su doblete y sentenciar el triunfo de los locales. En defensa de Marcus se puede decir que la lluvia y el estado del césped terminaron jugándole una mala pasada, teniendo en cuenta que hasta ahora ha sido uno de los porteros más destacados del torneo.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!