Con goles de Bale y Benzema, el Real Madrid empató (3-3) ante el Legia de Varsovia, en la cuarta jornada de la Champions League.

Rápidamente, cuando apenas se estaban acomodando los jugadores en el campo, el equipo español se puso en ventaja gracias a un golazo de Gareth Bale (minuto 1). Centro de Coentrao desde la izquierda, peinó Cristiano y Bale, en una volea brutal de primera intención, la clavó en la escuadra. Mucho más tarde llegó la aparición de Karim Benzema (minuto 34), con el segundo tanto. Gran pase de Kovacic para Bale. El galés llegó bien, cedió atrás y Benzema la ajustó al palo del portero.

Parecía que así terminaría el primer tiempo, pero en el tramo final apareció Vadis Odjidja Ofoe (40 minutos), con el descuento de los locales. Se plantó Odjidja en la frontal, entre cuatro madridistas, pero decidieron que iban a mirar y no a entrar. Y con tal afluencia de espectadores ilustres el muchacho se vio obligado a clavarla en la escuadra. ¡Golazo! Con esa diferencia mínima se marcharon los protagonistas a los vestuarios del Estadio del Ejército Polaco.

La segunda parte inició como terminó la primera: con gol del Legia de Varsovia. Esta vez fue Miroslav Radović (58 minutos), el encargado de igualar las acciones. Uñazo del atacante serbio desde la frontal tras una buena jugada individual. Punterazo al palo largo de Keylor, que pudo haber hecho algo más. No se conformaron los polacos, siguieron atacando y encontraron su premio gracias a Thibault Moulin (83 minutos), que le dio la vuelta al tanteador. Contragolpe del Legia, la paró Prijovic en la frontal, cedió para Moulin que la pegó con una rosca de locos y anotó junto al palo.

Con goles de Bale y Benzema, el Real Madrid empató (3-3) ante el Legia de Varsovia, en la cuarta jornada de la Champions League. Rápidamente, cuando apenas se estaban acomodando los jugadores en el campo, el equipo español se puso en ventaja gracias a un golazo de Gareth Bale (minuto 1). Centro de C

Duró poco la alegría de los locales y mucho tuvo que ver en eso Mateo Kovacic (minuto 85), que volvió a imponer las tablas. Taconazo de Carvajal y zapatazo al palo contrario de Kovacic. El croata le devolvió la vida a un Real Madrid desconocido. No hubo tiempo para más anotaciones y de ahí que la repartición de puntos haya sido inevitable. Así las cosas, los hombres de Zinedine Zidane se quedan en el segundo lugar del Grupo F con 8 puntos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!