Eran Zahavi, futbolista del Guangzhou R&F de China, desató la locura dentro del terreno de juego tras engañar al árbitro dentro del área.

La tercera jornada futbolera en días laborales de noviembre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido acción. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Copa Águila de Colombia e internacionales como la doble fecha FIFA de Eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Eran Zahavi durante la polémica victoria de la Selección de Israel (0-3) ante la Selección de Albania, en partido valido por la cuarta jornada de las Eliminatorias de Europa rumbo al Mundial de Rusia 2018. El atacante visitante puso las sombras en un juego lleno de luces al fingir una infracción que terminó en el penalti más raro del mundo.

En el minuto 53, con 0-1 en el marcador, Zahavi, delantero israelí, cayó en el área. Berisha, portero albanés, recriminó su piscinazo, que no fue sancionado, y se encaró con él dándole un cabezazo que le costó la roja y la pena máxima. Una desconexión mental que propició la gesta de Alban Hoxa. El portero salió desde el banquillo y detuvo el penalti de Zahavi. Eso sí, Albania acabó perdiendo por goleada y jugando con dos menos. ¡De locos!

ARVE Error: The video is likely no longer available. (The API endpoint returned a 404 error)

17Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!