Con goles de Gundogan y De Bruyne, el Manchester City se impuso (3-1) ante el Barcelona, en la cuarta jornada de la Champions League.

Pese a que los locales dominaron de entrada las acciones, los visitantes encontraron la ventaja inicial a través de su estrella Lionel Messi (minuto 21). Contragolpe de manual. La jugada empezó con una ocasión del Kun en el área que rechazó Mascherano. Messi asistió de manera perfecta a Neymar, que salió como una bala. El brasileño llegó al pico del área y dejó el balón en la frontal, para la llegada de Messi en carrera. Control orientado del argentino, con eso se permitió plantarse ante Caballero y superarlo por bajo, con un disparo ajustado al poste.

Se montaron los azulgranas en el control del juego y cuando parecía que llegaba el segundo, apareció İlkay Gündogan (39 minutos), para imponer nuevamente la igualdad. Fallo de Sergi Roberto provocado por la presión del City. Tocó desde banda y la regaló en la frontal del área. Robó Agüero, abrió a la derecha, pase raso de Sterling y definición de Gündogan, de primeras, en el segundo palo. Con ese empate parcial se marcharon los protagonistas al vestuario del Etihad Stadium.

El segundo tiempo inició como terminó el primero: con gol del Manchester City. Esta vez fue Kevin De Bruyne (51 minutos), el encargado de darle la vuelta al tanteador. El centrocampista belga desató la locura en las gradas con un exquisito cobro de tiro libre desde la frontal del área, tras una falta de Busquets sobre Silva. El balón salió con efecto por encima de la barrera y Ter Stegen no lo vio hasta que lo tuvo encima.

Con goles de Gundogan y De Bruyne, el Manchester City se impuso (3-1) ante el Barcelona, en la cuarta jornada de la Champions League. Pese a que los locales dominaron de entrada las acciones, los visitantes encontraron la ventaja inicial a través de su estrella Lionel Messi (minuto 21). Contragolpe

No se conformaron los ingleses, mantuvieron el ímpetu ofensivo y eso le permitió a İlkay Gündogan (74 minutos), marcar el tercero y ampliar las diferencias. Pase de la muerte de Navas que Agüero intentó rematar con el brazo. No le salió, pero el balón quedó muerto. Llegó Gungodan y fusiló al portero desde el punto blanco. Con este resultado, los ahora dirigidos por Josep Guardiola suman tres valiosos puntos y se mantienen en el segundo lugar del Grupo C con siete unidades.

19Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!