El atacante argentino, goleador del equipo italiano, desperdició una clara ocasión de gol dentro del área que pudo cambiar el resultado.

La primera jornada futbolera en días laborales de noviembre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido acción. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones internacionales como la Copa Sudamericana y la UEFA Champions League, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Gerardo Gonzalo Higuaín durante el inesperado empate a unos del Juventus de Turín (1-1) ante el Olympique de Lyon, en partido valido por la cuarta jornada de la fase de grupos de la UEFA Champions League. El delantero local puso las sombras y las luces en un compromiso que terminó igualado por su gol y su increíble fallo dentro del área.

El arieta gaucho, que puso en ventaja al conjunto italiano desde el punto blanco del penalti, erró de forma clara una ocasión en la que no pudo definir peor. Mandzukic entretuvo a dos defensas y cedió la pelota al lado para un solitario Gonzalo Higuaín. El argentino se apresuró y sacó un surdazo que fue por las nubes. Minutos más tarde los franceses empataron el juego. Vuelven los fantasmas que le han perseguido durante toda su carrera.

17Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!