El centrocampista español no ha podido olvidar el día en el que el enganche brasileño jugó su mejor superclásico ante el Real Madrid.

Lealtad, entrega, pasión, amor, carisma, talento, precisión y respeto, son algunas de las cosas que inspira Andrés Iniesta Luján con su manera de jugar al fútbol. El volante del Fútbol Club Barcelona no sólo será recordado como uno de los mejores de la historia en su posición, sino que también como uno de los más respetados por los aficionados.

Consciente de la gran admiración que posee a lo largo y ancho del planeta, el futbolista español ha decidido corresponder a ello con la publicación oficial de su autobiografía, titulada «La jugada de mi vida», en la que revela detalles jamás contados de su carrera profesional. Entre las muchas cosas que cuenta a través de las paginas, se destaca una anécdota que vivió con su ex-compañero Ronaldinho Gaúcho antes de un superclásico ante el Real Madrid.

Peor Día: «Sí, parece absurdo, pero es cierto, el peor día de mi vida lo he pasado en La Masia. Así lo sentí entonces, así lo siento ahora, con tanta intensidad como si no hubiera pasado el tiempo. Tuve una sensación de abandono, de pérdida, como si me hubiesen arrancado algo de dentro, en lo más profundo de mí. Fue un momento durísimo. Yo quería estar allí, sabía que era lo mejor para mi futuro, por supuesto. Pero pasé un trago muy amargo, tuve que separarme de mi familia, no verlos todos los días, no sentirlos cerca… Es muy duro. Lo elegí yo, es verdad, pero se me hizo… Se me hizo…».

Calvario de Andrés Iniesta: «Todo empieza después de haber vivido el que debería haber sido el verano más glorioso de mi carrera […] De repente, uno empieza a encontrarse mal. No sabe por qué, pero un día está mal. Y al siguiente, también. Y así, día tras día, no mejoras. El problema es que no sabes lo que realmente está pasándote. Me hacen un montón de pruebas. Todas salen perfectas. Pero mi cuerpo y mi mente se desencuentran, se alejan. Nada produce mayor congoja que no saber las cosas que te pasan. Y más si te encuentras mal. Quizá cuando alguien lea esto piense que es una tontería. Quizá otra gente se sienta identificado con lo que cuento. Lo único que sé es que es muy angustioso. La bola se va haciendo cada vez más grande. Te encuentras mal y la gente que te rodea no lo entiende. Y el Andrés que todo el mundo conoce se está quedando vacío por dentro. Eso es duro, muy duro…».

Ronaldinho Gaúcho: «Recuerdo que el día del partido ante el Real Madrid, un 19 de noviembre de 2005, Ronaldinho se paró frente a todos y les dijo: ‘Chicos, hoy jugamos un partido importante, ellos son fuertes, pero en estos días he descubierto que somos como una familia. He llamado a cada uno de ustedes en mitad de la noche y he contado en confianza que me voy en junio, pero ninguno ha hablado. Después de esto he entendido que estamos dispuestos a morirnos por dentro antes que traicionarnos. Yo me quedo aquí por muchos años…Ahora salgamos al campo y vamos a darle una lección de fútbol a estos de Madrid’. Ese día ganamos 3-0 al Real Madrid, con doblete de Ronaldinho».

49Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!