Anouar Kali, futbolista del Willem II de Holanda, será recordado como el primer expulsado gracias al vídeo arbitraje y a la tecnología.

La cuarta jornada futbolera en días laborales de septiembre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad internacional. En otras palabras, representada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la FA Cup de Inglaterra y la Copa MX de México, e internacionales como el Mundial de Futsal que se disputa en Colombia y la Copa Sudamericana.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Anouar Kali durante la escandalosa derrota del Willem II Tilburg (5-0) ante el Amsterdamsche Football Club Ajax, en partido valido por la primera ronda de la Copa de Holanda. El centrocampista visitante tuvo que marcharse temprano al vestuario tras recibir una tarjeta roja directa que pasará a la historia.

Hubo una acción violenta, un jugador en el piso y una infracción evidente. ¿Pero qué tan grave era la patada? El árbitro del compromiso tenía varias dudas y quiso ser justo en la acción. Entonces, pidió ayuda del vídeo arbitraje. En la repetición de la jugada, la incertidumbre desapareció. El jugador de Willem II fue demasiado brusco y merecía la expulsión. La implementación comenzó esta semana en el fútbol de Holanda. La primera prueba fue exitosa.

Video Thumbnail
49Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!