El estratega italiano, recientemente fichado por el Chelsea, se dejó llevar por la emoción de sumar sus primeros tres puntos en Inglaterra.

La segunda jornada futbolera en fin de semana de agosto ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad internacional. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Premier League de Inglaterra y la Eredivisie de Holanda, e internacionales como los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Antonio Conte durante la emotiva victoria del Chelsea Football Club (2-1) ante el West Ham United Football Club, en partido valido por la primera jornada de la Barclays Premier League de Inglaterra. El entrenador del equipo local se robó el show a través de su alocada celebración por la anotación del valioso triunfo.

Transcurría el minuto 89 del compromiso cuando Diego Costa marcó el agónico de la victoria y desató la locura en Stamford Bridge. Todos los hinchas se enloquecieron con el tanto del lagarto, sin embargo, el más eufórico de todos fue un Antonio Conte que salió corriendo por todo el banquillo, pegó varios saltos de desahogo y finalmente se abrazó con algunos aficionados del equipo blue. Las cámaras no dejaron escapar ningún detalle de su primera «locura» en la Premier League.

ARVE Error: The video is likely no longer available. (The API endpoint returned a 404 error)

8Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!