El estratega argentino, técnico de Boca Juniors, le pegó un tremendo regañón al lateral colombiano por un fallo que terminó en gol.

La primera jornada futbolera en días laborales de julio ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad internacional. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Major League Soccer y la Liga Águila, e internacionales como la Eurocopa de Francia y la Champions League.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Guillermo Barros Schelotto durante la derrota del Club Atlético Boca Juniors (2-1) ante el Club de Alto Rendimiento Especializado Independiente del Valle, en partido valido por la ida de las semifinales en la Copa Libertadores de América. El estratega visitante se llevó todas las miradas tras el regaño que le metió a uno de sus dirigidos por cometer un determinante error.

El otro protagonista de la historia fue Frank Fabra, quien hizo explotar a Schelotto. El defensa colombiano la quiso bajar con el pecho en una zona sensible. Pero le quedó larga y se la regaló a un jugador del cuadro ecuatoriano. La secuencia, al final, terminó en el 2 a 1 que dejó a Boca complicado en la serie. Después del gol, Guillermo explotó contra el colombiano y le recriminó la infantil acción con palabras fuertes: «¡Tirala a la mierda! ¡A la mierda!».

El estratega argentino, técnico de Boca Juniors, le pegó un tremendo regañón al lateral colombiano por un fallo que terminó en gol. La primera jornada futbolera en días laborales de julio ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se v
13Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!