Además de la Supercopa de Europa, el portugués se perdería los partidos ante Real Sociedad y Celta de Vigo por orden del equipo.

Uno de los principales protagonistas que ha tenido el fútbol mundial durante los últimos días es Cristiano Ronaldo. Tras proclamarse campeón de la Eurocopa de Francia 2016 con la Selección de Portugal y postularse como el principal favorito al Balón de Oro, el ariete luso vuelve a ser noticia por cuenta de la lesión que le impidió jugar la final ante Francia y que lo obliga a perderse el inicio de la próxima temporada.

Pese a que en el Real Madrid confían en sus avanzados métodos para una pronta recuperación, está prácticamente confirmado que Cristiano no estará en la Supercopa de Europa del próximo martes 9 de agosto frente al Sevilla, que se disputará en Trondheim (Noruega), ni en el inicio de la Liga Española. El jugador estará varios días de vacaciones y su tiempo de baja estimado es de entre tres y cuatro semanas por un esguince de ligamento lateral interno de grado 1 de su rodilla izquierda.

La idea del club blanco es que Ronaldo descanse un mes. Un mes de vacaciones para que el portugués desconecte y disfrute con su familia. Un mes, por otro lado, que el luso está dedicando también a su lesión de rodilla. En Ibiza, donde ha descansado estos días, CR7 ha acudido a una clínica para someterse a un tratamiento con medicina hiperbárica, para acelerar el proceso de recuperación.

Así las cosas, Cristiano Ronaldo se perdería las dos primeras jornadas de la competición local. El luso no viajaría a San Sebastián para enfrentarse a la Real Sociedad en el inicio liguero, ni tampoco se mediría al Celta de Vigo en el segundo partido de los blancos esta campaña, el 28 de agosto. Su vuelta está prevista en el club para el tercer partido de Liga ante el Osasuna. Por lo tanto, Cristiano se estrenaría esta campaña en el Santiago Bernabéu ante los recién ascendidos. Y se estrenaría totalmente recuperado, a su mejor nivel.

15Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!