Con goles de Gameiro y Coke, el Sevilla se impuso (3-1) ante el Liverpool, en la gran final del torneo que se disputó en el St. Jakob-Park.

Fue necesario esperar hasta bien avanzado el primer episodio para que se abriera el marcador y para que Daniel Sturridge (minuto 35), pusiera en ventaja a los ingleses. Poco se puede hacer ante una maravilla como la que se inventó el atacante británico. Recibió un pase de Coutinho en la frontal del área, tirado hacia la izquierda, y sacó un disparo con el exterior que se fue ajustado al segundo palo. Se estiró Soria pero era imposible llegar a ese balón. Con esa diferencia mínima se marcharon los protagonistas al camerino.

Para el segundo tiempo reaccionaron los españoles y rápidamente consiguieron igualar las cargas a través de Kevin Gameiro (46 minutos), que mostró su olfato goleador. Balón para Mariano en banda derecha, jugadón del lateral que se metió entre dos rivales, ingresó hasta el área chica y sacó el pase raso al punto penal para que apareciera Gameiro y empujara la pelota hasta el fondo de la red.

No se conformaron los actuales campeones, mantuvieron la rebeldía ofensiva y eso le permitió a Coke Andújar (64 minutos), darle vuelta al tanteador. Gran acción colectiva por el centro del campo. Tiró un caño Vitolo sobre Milner en la frontal y apareció como una bala Coke para quitarle el balón a su compañero y sacar un golpeo mágico de primeras, con el interior de su pie derecho, para mandarla al palo largo, lejos del alcance de Mignolet.

Jamás pudieron reaccionar los ingleses, se mostraron aturdidos por la remontada del Sevilla y eso lo supo aprovechar Coke Andújar (70 minutos), para aumentar las distancias. Contragolpe de manual. Intentó Banega dejar para la llegada de un compañero en la frontal, se anticipó Coutinho pero su despeje se convirtió en una carambola que acabó con el balón en los pies de Coke, que golpeó cruzado para desatar la locura entre los hinchas.

Con este resultado, los dirigidos por Unai Emery se proclaman campeones y consiguen así su tercer título de manera consecutiva, el quinto para su palmarés. Además, es la primera vez en la historia que un equipo consigue ganar en tres temporadas seguidas el segundo torneo de clubes más importante del Viejo Continente. Ahora a pensar en lo que será la final de la Copa del Rey ante el Barcelona el próximo domingo 22 de mayo en el Estadio Vicente Calderón.

16Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!