Kostas Lamprou, guardameta del Willem II de Holanda, fue el responsable de que su actual equipo cayera derrotado por la mínima.

La primera jornada futbolera en fin de semana de mayo ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad internacional. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Bundesliga de Alemania, la Liga BBVA de España y la Premier League de Inglaterra, que han entrado en su recta final.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Kostas Lamprou durante la derrota del Willem II Tilburg (0-1) ante el Feyenoord Rotterdam, en partido valido por la jornada 33 de la Eredivisie de Holanda. El guardameta visitante fue villano de sus hinchas y al mismo tiempo héroe de los locales, tras regalarle los tres puntos con un increíble error.

Transcurría el minuto 56 de un encuentro cerrado y que claramente se iba a definir con un error o un destello individual. Uno de los volantes locales probó suerte con un remate desde muy lejos y sin mucha potencia que acabaría en el fondo de la red. Lamprou puso sus manos de mantequilla y terminó permitiendo que su ex-equipo se quedara con la victoria. Los hinchas no dudaron en agradecer a su ex-portero con aplausos y ovaciones hasta el final del partido.

Video Thumbnail
10Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!