Nicholas Rimando, guardameta del Real Salt Lake, evitó la caída de su portería con una parada al mejor estilo del ex-arquero argentino.

La primera jornada futbolera en fin de semana de mayo ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad internacional. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Bundesliga de Alemania, la Liga BBVA de España y la Premier League de Inglaterra, que han entrado en su recta final.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Nicholas Rimando durante la victoria del Real Salt Lake (2-1) ante el Houston Dynamo, en partido valido por la octava jornada de la Major League Soccer de Estados Unidos. El guardameta local fue el gran responsable de que su equipo se quedara con los tres puntos tras salvar el tanto del empate poniendo en riesgo su integridad física.

Quizás la idea de Nick no era precisamente la de usar su rostro para evitar un gol, pero el resultado seguro que no le dejó insatisfecho, aunque sí algo mareado. El meta estadounidense realizó una dolorosa atajada con la cara muy similar a la de Germán ‘El Mono’ Burgos ante Luis Figo. Al igual que en la parada del argentino, las asistencias médicas tuvieron que atender al portero para comprobar que todo estaba bien después de un fuerte golpe en el rostro.

Video Thumbnail
Video Thumbnail
19Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!