Orlando Berrío y Marlos Moreno celebraron de manera exagerada en la cara del guardameta argentino el tanto de la agónica clasificación.

La tercera jornada futbolera en fin de semana de mayo ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad internacional. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Bundesliga de Alemania, la Liga BBVA de España y la Serie A de Italia, que han llegado a su fin.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Orlando Enrique Berrío Meléndez durante la victoria del Club Atlético Nacional S. A. (3-1) ante el Club Atlético Rosario Central, en partido valido por la vuelta de los cuartos de final de la Copa Bridgestone Libertadores. El delantero local puso las sombras y las luces en la misma jugada que definió la suerte del conjunto verdolaga.

Transcurría el minuto 95 cuando Berrío marcó el gol de la clasificación. Sin embargo, sus provocaciones acabaron en una increíble batalla campal por parte de los dos equipos. Las faltas y los roces, que fueron intensos durante todo el partido, provocaron que se detuviera el juego en varias ocasiones. Al final, doce minutos adicionales y más tensión al encuentro, que terminó con varias agresiones en diversas partes de la cancha debido a que los jugadores de Nacional se burlaron del portero rival en su cara.

Video Thumbnail
42Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!