Estudio revela que los futbolistas que están varias veces fuera de las canchas tienen una probabilidad mayor de afectar su salud mental.

Aunque ser futbolista profesional tiene muchos beneficios como disfrutar de tu verdadera pasión, que te paguen mucho dinero por hacer lo que más te gusta y despertar un sinnúmero de sentimientos en quienes te admiran, también tiene su lado no tan bueno en el que se destaca llevar tu cuerpo al límite y estar siempre expuesto a padecer una lesión.

Sin duda alguna, las lesiones graves son ese monstruo al que le huyen todos los jugadores. Tener que estar varios días, semanas, meses e incluso años fuera de las canchas es de las peores cosas que le pueden pasar a un futbolista. Además de experimentar la frustración de ver los partidos desde la grada y no poder ayudar a su equipo, se le suma la probabilidad de padecer en un futuro problemas mentales que afecten notablemente su calidad de vida.

Lo dicho queda comprobado a través de un llamativo estudio médico realizado por el sindicato internacional FIFPro, en el que participaron 607 futbolistas en activo y 219 futbolistas retirados. El 38% de los profesionales en activo y el 35% de los retirados sufrieron depresión y/o ansiedad en las cuatro semanas anteriores a la entrega del cuestionario. Igualmente refleja que el 23% de los jugadores en activo y el 28% de los retirados sufrieron problemas para conciliar el sueño y que un 15% de los que aún practican el deporte y un 18% de los que lo dejaron sintieron ansiedad en el mismo periodo.

FIFPro confirmó también que la investigación indica que un 9% de los jugadores en activo y el 25% de los retirados admitió haber abusado del alcohol y que un 4% de los que aún juegan y un 11% de los que no lo hacen fuman en la actualidad. El 55% de los futbolistas en activo cuestionados y el 64% de los retirados han jugado en las categorías más altas de su país durante la mayor parte de su carrera.

La investigación fue dirigida por el médico jefe de FIFPro, Vincent Gouttebarge (catedrático asociado en la Facultad de Medicina de Ámsterdam) y Gino Kerkhoffs (catedrático en la Facultad de Medicina de Ámsterdam), parte del estudio piloto realizado sobre problemas de salud psicosocial entre futbolistas profesionales de 5 países, que FIFPro llevó a cabo en el año 2013.

12Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!