Jelle ten Rouwelaar, guardameta del NAC Breda de Holanda, recibió el apoyo de los aficionados rivales tras la partida de su ser más querido.

La primera jornada futbolera en fin de semana de mayo ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad internacional. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Bundesliga de Alemania, la Liga BBVA de España y la Premier League de Inglaterra, que han entrado en su recta final.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Jelle ten Rouwelaar durante la derrota del NOAD ADVENDO Combinatie Breda (4-1) ante el Go Ahead Eagles, en partido valido por la jornada 38 de la Eerste Divisie de Holanda. El portero visitante no pudo evitar el llanto durante un emotivo homenaje brindado por los aficionados del rival de turno.

La hinchada local dio toda una demostración de deportividad al mostrar su apoyo al arquero rival tras el reciente fallecimiento de su madre. El guardameta, de 35 años, no pudo evitar las lágrimas de emoción con el «You’ll never walk alone» de banda sonora que le dedicó la afición del equipo rival. En el minuto 61 del partido, en recordatorio a los 61 años que tenía la madre de Rouwelaar, la grada dejó el fútbol a un lado para dedicarle cánticos y aplausos revitalizadores.

Video Thumbnail
31Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!