James Rodríguez luchará contra la Maldición del 10 en el Real Madrid

El centrocampista colombiano quiere triunfar con el número que hizo sufrir a otros talentosos como Robinho, Sneijder, Diarra y Özil.

Una vez terminada la primera doble fecha FIFA de este año 2016 entraremos en la recta final de la temporada en Europa. Los jugadores volverán a sus respectivos clubes para encarar lo que será la etapa decisiva de este curso 2015-2016 que promete muchas emociones. Llega el momento de la verdad y no solamente para los equipos, sino que también, para algunos jugadores en específico.

Uno de esos futbolistas que “se jugarán la vida” durante estos dos últimos meses de competencia es James David Rodríguez Rubio, que tendrá que levantar su nivel y ratificar que tiene todas las condiciones para portar la camiseta número 10 del Real Madrid. Sin embargo, el centrocampista colombiano que ha recuperado la confianza durante los partidos ante Bolivia y Ecuador, no lo tiene nada fácil. En contra suya existe una maldición que le ha impedido a varios virtuosos brillar con este dorsal a sus espaldas.

Aunque para muchos esto sea pura superstición, la historia cuenta que desde que el portugués Luis Figo se marchó del Real Madrid en el 2005, los jugadores que se han puesto la 10 merengue no han conseguido triunfar en el Santiago Bernabéu. Varios han sido los virtuosos afectados por esta tendencia que parece estar viviendo el volante cucuteño. Tras una primera temporada de ensueño, James ha tenido que soportar una irregular campaña con el conjunto blanco marcada por la falta de continuidad y las lesiones. Sus números están lejos de los que consiguió en su debut. Pasó del cielo al infierno en apenas un par de meses.

James Rodrígez Contra Maldición

En la lista de los habilidosos que han sufrido esta maldición se encuentran Robinho, Wesley Sneijder, Lassana Diarra y Mesut Özil, todos ellos la vistieron en el pasado y ninguno pudo brillar como se esperaba. Tras siete años de la salida de Figo, quien fuese el ultimo en deslumbrar con el mítico numero, el destino puso en la espalda de un colombiano de apenas 23 años, la responsabilidad de acabar con este presagio y demostrar con talento, el verdadero valor de este dorsal.

La maldición del 10 del Real Madrid es un fantasma que quiere cazar James antes de viajar con Colombia a la Copa América, una edición especial en la que quiere brillar y en la que se sabrá observado como líder de la selección. Con ganas de revancha tras caer ante Argentina en aquella tanda de penaltis en cuartos de la pasada edición. Pero antes de vestirse la tricolor y tratar de convertirse en héroe nacional, James tiene trabajo con la blanca. En la Champions League se forjan leyendas y si él quiere ser inmortal en el Bernabéu sabe lo que tiene que hacer. Sólo un talentoso como él puede acabar con esta maldición.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!