El astro portugués marcó cuatro goles durante la victoria del Real Madrid (7-1) ante Celta de Vigo, en la jornada 28 de la Liga Española.

Aunque desde el pitazo inicial hubo emociones en el Santiago Bernabéu los goles llegaron en la recta final del primer episodio a través de Pepe (minuto 40), que puso en ventaja al local. Tiro de esquina botado por Isco desde la derecha. La pelota cayó en el segundo palo y allí remató espléndidamente Pepe con la cabeza, enviando el balón pegado al palo de Rubén. Con esa diferencia mínima se marcharon los protagonistas al camerino.

El segundo tiempo inició como terminó el primero: con gol del equipo merengue. Esta vez fue Cristiano Ronaldo (minuto 49), el encargado de ampliar la ventaja con un impresionante golazo. Cristiano bajó a pedir la pelota, avanzó un par de metros y sacó un derechazo perfecto desde fuera del área que subió y bajó para superar a un adelantado Rubén Blanco.

Como si fuera poco, el mismo Cristiano Ronaldo (minuto 57), se reportó con otro golazo para convertir todo en goleada. El portugués recuperó su buena pegada con un tiro libre que superó la barrera muy bien y bajó el balón para alojarse a la derecha del guardameta visitante. No iba muy ajustada pero iba fuerte y con la impresión de que no llegaba el meta.

El astro portugués marcó cuatro goles durante la victoria del Real Madrid (7-1) ante Celta de Vigo, en la jornada 28 de la Liga Española. Aunque desde el pitazo inicial hubo emociones en el Santiago Bernabéu los goles llegaron en la recta final del primer episodio a través de Pepe (minuto 40), que p

Reaccionó el elenco visitante, adelantó sus líneas y salió el busca de un descuento que llegaría con el sello de Iago Aspas (61 minutos). Balón larguísimo del Celta desde la defensa. Se durmieron los centrales, especialmente Ramos, y Aspas se presentó solo ante Keylor. Tuvo tiempo para pensar su definición y se la coló picadita por encima, con mucha clase. ¡Golazo!

Duró poco la alegría de los gallegos y en eso tuvo mucho que ver Cristiano Ronaldo (minutos 64 y 75), que se fue de póker. Primero, tras una gran acción colectiva del Real Madrid. Lucas para Isco y pase del malagueño a Cristiano para empujarla en el área chica. Luego, aprovechó un centro de tiro de esquina para imponerse de cabeza en el centro del área.

Faltaban dos más para ratificar la exhibición blanca y así lo entendieron Jesé Rodríguez (minuto 77) y Gareth Bale (minuto 81), que pusieron cifras concretas en el electrónico. En el tanto de Jesé robó rápido el Madrid en medio de campo y el resto fue obra del canario que la mandó a guardar. La anotación de Bale fue muy parecida. Un robo en la mitad y una definición cruzada del galés para festejar en su regreso a las canchas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!