Bui Tan Truong, guardameta del Becamex Binh Duong, atajó un penalti y en el tiro de esquina siguiente regaló un gol al equipo rival.

La primera jornada futbolera en días laborales de marzo ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ya se ha retomado la normalidad. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en los distintos torneos locales como la Liga BBVA, la Bundesliga y la Serie A, que no han detenido sus labores.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Bui Tan Truong durante la derrota del Becamex Binh Duong (3-1) ante el Fútbol Club Tokyo, en partido valido por la fase de grupos de la Liga de Campeones de Asia. El guardameta del conjunto visitante puso las sombras y las luces en un compromiso marcado por su actuación.

Primero detuvo un penalti enviando la pelota a córner. Después, cuando se centró desde la esquina, el portero se dejó llevar por la emoción e intentó despejar el esférico con el puño con tan mala fortuna que éste impactó en su cabeza saliendo rebotado directamente hacia su portería. Los hinchas del conjunto local no desaprovecharon la oportunidad para mofarse de este héroe que se convirtió en villano en apenas un par de segundos.

ARVE Error: The video is likely no longer available. (The API endpoint returned a 404 error)

12Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!