André Romer, futbolista del Midtjylland danés, vio la roja directa tras este tremendo planchazo que pudo terminar en tragedia.

La segunda jornada futbolera en días laborales de marzo ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ya se ha retomado la normalidad. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en los distintos torneos internacionales como la Champions League, la FA Cup y la Copa Libertadores, que no han detenido sus labores.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por André Romer durante la derrota del FC Midtjylland (2-1) ante el FC Nordsjaelland, en partido valido por la jornada 20 de la Superliga de Dinamarca. El centrocampista visitante tuvo que marcharse a los vestuarios antes del pitazo final tras una escalofriante entrada que pudo lesionar al rival afectado.

El ya conocido volante del Midtjylland, el modesto equipo que puso en apuros al Manchester United en la Europa League, quiso vengar a un compañero suyo al que le habían hecho una dura entrada con otra todavía peor. La descalificadora acción terminó con André en el vestuario por roja directa y posibilitó que el Nordsjaelland remontara el encuentro a su favor. En conclusión, le salió bastante caro el acto de «solidaridad» que tuvo con su compañero.

Video Thumbnail
15Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!