Miller Bolaños, futbolista del Gremio de Brasil, jugó al rededor 42 minutos con una grave lesión en su rostro producto de un codazo.

La primera jornada futbolera de fin de semana de marzo ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ya se ha retomado la normalidad. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en los distintos torneos locales como la Liga BBVA, la Bundesliga y la Serie A, que no han detenido sus labores.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Miller Alejandro Bolaños Reasco durante la victoria del Grêmio Foot-Ball Porto Alegrense (2-1) ante el Sport Club Internacional, en partido valido por la más reciente jornada de la Liga Estadual de Porto Alegre en Brasil. El habilidoso atacante ecuatoriano fue víctima de una agresión que le dejará al rededor de 30 días alejado de las canchas.

En Brasil todavía no entiende como el árbitro no fue capaz de ver la tremenda agresión del defensa Willian, que debió ser expulsado, porque un codazo suyo le produjo una doble fractura de mandíbula a Bolaños. Lo curioso del caso es que Miller jugó 42 minutos con la cara fracturada y el maxilar destrozado, porque la lesión fue en el minuto 3 y el fue sustituido en el comienzo del segundo tiempo.

ARVE Error: The video is likely no longer available. (The API endpoint returned a 404 error)

Quizá por la adrenalina y las ganas de jugar el derbi gaucho, Bolaños no sintió mucho el dolor hasta que terminó la primera parte donde fue evaluado y enseguida sustituido en el descanso para luego ser llevado al hospital más cercano. Como si fuera poco, esto dejará al ecuatoriano casi con toda seguridad K.O. de los partidos de su selección ante Paraguay y Colombia en la doble jornada de Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018.

4Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!