El atacante uruguayo reconoce que ni siquiera él mismo pensaba que tenía calidad para ser el delantero número nueve del conjunto catalán.

Uno de los principales protagonistas que ha tenido el fútbol mundial durante esta semana santa es Luis Alberto Suárez Díaz. El ariete charrúa no ha dejado de ser noticia durante estos últimos días en los que hemos disfrutado de una doble Fecha FIFA cargada de partidos amistosos y de Eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018.

Tras cumplir con una sanción de casi dos años, volver a vestir la camiseta celeste y marcar un gol en el empate (2-2) ante Brasil, el atacante del Barcelona está dando de que hablar por cuenta de una reciente entrevista concedida a la cadena ‘Helden TV’, en la que repasó sus dos primeras temporadas en Cataluña. Suárez habló del colectivo, de su papel dentro del tridente, de su nivel personal y de la increíble adaptación que ha tenido en tan poco tiempo. Te dejo con sus declaraciones.

Barcelona: «Soñaba con jugar en el Barcelona, pero ni yo mismo pensaba que tenía la calidad para jugar en el Barça, para ser el ‘9’ del Barcelona. Siempre sueñas con jugar con los mejores del mundo y hoy lo estoy haciendo con Leo Messi, con Neymar, Iniesta, Busquets…».

Adaptación: «Se trata de acostumbrarte y de adaptarte al juego corto, al ‘tiki-taka’, al compañero, a que conozcan tu juego, tus movimientos… Yo era más de espacios largos. Haber encajado el equipo me deja muy contento. Los rondos son increíbles. Llama la atención la calidad que tienen y lo difícil que es quitarles el balón. Es un privilegio verlos entrenar».

Éxito: «No importa quién marque el gol, sino que el equipo vaya bien. Tenemos claro que el objetivo es que ganemos todos. Todos estamos contentos, no hay envidias ni celos con Neymar Jr y Messi, todo es natural. Esto genera buen ambiente en todo el equipo».

Concentraciones: «La gente se sorprende cuando no hacemos concentraciones antes de un partido, sobre todo en partidos como contra el Madrid. Cuando es de visitantes, viajamos la misma mañana. Estamos en casa, con la familia. Cuando jugamos en casa tenemos que estar en el estadio sólo una hora y media antes. Es la forma de pensar del entrenador que piensa que es una forma de que no pensemos demasiado antes del partido».

Hijos: «Los niños significan todo en mi vida porque me hacen cambiar de humor enseguida. Son la alegría de la casa y generan un cariño especial. Daría todo por ellos. Les dedico todos los goles porque siempre van a verme a los partidos y es algo que les agradezco».

Presión: «Todo el mundo sabe que he hablado con un psicólogo que me ha ayudado muchísimo, no solamente en el fútbol, y me ha ayudado a pensar más las cosas y no guardarme las cosas. No discutir, sino debatir una situación y hacer entender. Siempre tuve presión en los equipos que estuve, yo mismo me la ponía. Cuando el equipo no ganaba pensaba que era yo, y hoy en día me la he quitado y eso me deja jugar más tranquilo y divertirme más».

13Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!