El laureado estratega italiano, que dirigirá al Bayern Múnich, expone su propio plan estratégico para defender al astro argentino.

Tras varios meses en el anonimato, teniendo en cuenta que actualmente se encuentra descansando, Carlo Michel Angelo Ancelotti ha vuelto a ser protagonista en el fútbol mundial. Después de haberse confirmado su llegada al Bayern Múnich, el técnico italiano está dando de qué hablar por cuenta de una reciente publicación.

El ex-entrenador del Real Madrid, autor intelectual de la anhelada Décima Champions League, reaparece en los principales diarios deportivos luego de que utilizará su columna en ‘Sina Sports’ para revelar la teoría con la que intentó parar a la Lionel Messi las veces que le tocó enfrentarlo. Ancelotti expuso reglón a reglón el plan estratégico que ha diseñado para detener al astro argentino. Te dejo con su relato.

Lionel Messi: «Puedo dar algunas directrices como entrenador. Una defensa hombre a hombre con él es muy complicada, el marcador tendría que rendir a muy alto nivel. La mejor manera de limitar a Messi requiere de un gran esfuerzo de todo el equipo, estrechando la distancia entre las líneas y evitando que contacte con el balón».

Colectivo: «Situar a un número alto de futbolistas en el centro del campo para destruir el mediocampo del Barça, impedirles jugar con libertad. Eso también reduce las opciones de Messi y la probabilidad de que le llegue el balón, además le aleja de donde más daño hace. El equipo debe estar unido, concentrado y no cometer ningún error. Sabemos que se hace hueco desde el costado para llegar al centro, los centrocampistas necesitan presionar para interferir y tratar de detenerle cerca de la banda».

Barcelona: «Puedes encontrarte con otro problema: tienen más armas. Si pones tu atención en Messi y enfocas toda tu defensa hacia él, el peligro puede llegar de otros. El esfuerzo de todo el equipo es vital si te enfrentas al Barcelona».

Imparable: «Si Messi está al 100% de físico, intentar pararle es imposible, no importa el entrenador, no importa la táctica, ni tampoco la estrategia defensiva. Su inmenso talento impide a sus oponentes anticiparse, así no hay forma de controlarle».

21Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!