Jordan Archer, guardameta del Millwall inglés, evitó la caída de su arco con una recursiva intervención que sorprendió a más de uno.

La tercer jornada futbolera de fin de semana de febrero ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ya se ha retomado la normalidad. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en los distintos torneos locales como la Liga BBVA, la Bundesliga y la Serie A, que no han detenido sus labores.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Jordan Gideon Archer durante la goleada del Millwall Football Club (3-0) ante el Peterborough United Football Club, en partido valido por la jornada 32 de la Football League One de Inglaterra. El meta local se llevó todos los aplausos tras realizar una de las mejores atajadas de la temporada y de la historia.

Los hinchas vivían una fiesta en las tribunas por cuenta de la cómoda victoria que estaban logrando sus jugadores sobre el césped. Sin embargo, el éxtasis en las gradas vino cuando el guardameta evitó con su cabeza la anotación del rival. El remate, que eminentemente llevaba dirección de portería, nació en los pies del lateral izquierdo y por eso Jordan no pudo utilizar sus manos para evitar lo que hubiera sido un autogolazo. Te dejo con las imágenes que le están dando la vuelta al mundo.

Video Thumbnail
113Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!