Paul Farman, guardameta del Lincoln City de Inglaterra, quiso llevarse los aplausos y terminó siendo pitado por inventar donde no debe.

La segunda jornada futbolera de fin de semana de febrero ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ya se ha retomado la normalidad. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en los distintos torneos locales como la Premier League, la Bundesliga y la Serie A, que no han detenido sus labores.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Paul Farman durante el emotivo empate a tres goles (3-3) entre el Lincoln City Football Club y el Altrincham Football Club, en partido valido por la jornada 34 de la Conference Premier de Inglaterra. El guardameta visitante fue uno de los señalados al termino del encuentro que determinó una repartición de puntos en la quinta división inglesa.

Los futbolistas del Lincoln hacían fútbol posesión para tratar de mantener la ventaja en el marcador sin imaginarse que una devolución al portero terminaría desequilibrando las acciones en su contra. El defensa la jugó atrás para «asegurarla» con su arquero y éste no supo responder a la confianza brindada por andar inventando cosas dentro del área. Recibió el balón, realizó un par de toques y cuando quiso burlar al rival con un sombrerito terminó con el esférico en el fondo de la red. Te dejo con las imágenes.

Video Thumbnail
12Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!