Kieran Gibbs y Francis Coquelin, futbolistas del Arsenal de Inglaterra, fueron los protagonistas de esta curiosa jugada que pudo terminar peor.

La última jornada futbolera de enero ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ya se ha retomado la normalidad. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en los distintos torneos locales como la Premier League, la Liga BBVA y la Bundesliga, que ya han retomado labores.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Kieran James Ricardo Gibbs durante la victoria del Arsenal Football Club (2-1) ante el Burnley Football Club, en partido valido por la cuarta ronda de la FA Cup de Inglaterra. El defensa lateral inglés, que regresaba al once titular de su equipo, prendió las alarmas en el cuerpo médico tras una imprudencia.

En su intento por evitar que uno de los rivales rematara a portería desde la frontal del área, Gibbs se lanzó sobre el césped con tan mala fortuna de que lo único que logró contactar fueron las piernas de su compañero Francis Coquelin, quien también había llegado al lugar para bloquear el disparo del contrario. Afortunadamente para el conjunto gunner la entrada deslizante su lateral izquierdo no pasó a mayores y ambos jugadores pudieron continuar el encuentro. Te dejo con las imágenes de la curiosa acción.

ARVE Error: The video is likely no longer available. (The API endpoint returned a 404 error)

15Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!