Kingsley Ehizibue, futbolista del Zwolle de Holanda, es el protagonista de una de las pifias más sorprendentes de la actual temporada.

La segunda jornada futbolera de fin de semana de febrero ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ya se ha retomado la normalidad. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en los distintos torneos locales como la Premier League, la Bundesliga y la Serie A, que no han detenido sus labores.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Kingsley Ehizibue durante la victoria del Football Club Zwolle (3-1) ante el Feyenoord Rotterdam, en partido valido por la jornada 23 de la Eredivisie de Holanda. El joven atacante alemán sorprendió a todos los presentes en el estadio tras fallar una oportunidad inigualable.

Transcurrían los minutos finales del encuentro, el equipo visitante adelantó sus líneas para buscar el empate y eso le permitió a los locales apostarle al contragolpe para tratar de asegurar el triunfo. En uno de esos ataques veloces Kingsley se juntó con un compañero que estrelló la pelota en el larguero. El balón dio un bote sobre la línea de gol e increíblemente no pudo ser conectado por el cabezazo del ariete germano que no se lo podía creer. Te dejo con el vídeo de uno de los fallos más sorprendentes de la actual temporada.

Video Thumbnail
11Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!