El estratega francés considera que tendrá el reto más difícil de la temporada por enfrentar al único equipo que está cerca de la perfección.

Tras derrotar a Las Palmas, dar un golpe de autoridad desde lo más alto de la Liga Española y ampliar a ocho puntos la ventaja sobre Atlético de Madrid, el Barcelona se prepara para enfrentar este martes un complicado compromiso ante el Arsenal de Inglaterra, en una de las llaves más atractivas de los octavos de final de la Champions League.

El choque entre dos grandes exponentes del fútbol mundial ha provocado la reacción de varios personajes que han ido dejando sus opiniones al respecto. Uno de los últimos en hacerlo ha sido Arsene Wenger, laureado entrenador del conjunto gunner, que compareció ante los medios en rueda de prensa para analizar lo que será el emotivo compromiso, para destacar el favoritismo del rival y elogiar a algunos de sus jugadores. Te dejo con sus declaraciones.

Barcelona: «Es un conjunto con muchísimo talento individual, y nosotros sólo podemos frenarlos si actuamos como un equipo. Es un partido muy complicado. Ningún equipo es perfecto, pero el Barcelona no está lejos de serlo (…). No hay que ser un gran filósofo para saber que el Barça tendrá más posesión y es el claro favorito. Nuestras opciones van en contra de todos los pronósticos».

Motivación: «Es más difícil preparar un partido ante el Hull que frente al Barcelona. Contra el Barça todos están mucho más motivados. Son encuentros diferentes, pero estamos convencidos de que tenemos una oportunidad y vamos con confianza a por ello».

Luis Enrique: «Ha hecho un gran trabajo en el Barcelona. Llegó con cierto escepticismo y ganó el triplete en su primer año. Quizá tengan menos posesión que antes, ya que tenían a un jugador como Xavi, que daba más de 100 pases por partido. Pero son un equipo que puede marcar en cualquier momento, incluso cuando está siendo dominado».

Lionel Messi: «He visto a muchos delanteros en mi vida, pero ninguno con un récord como el suyo: 300 goles en 340 partidos. Recuerdo que en la final de Champions de 2006 estaba lesionado y no jugó, pero ahí estaba. Han pasado diez años y sigue siendo el mejor. Es increíble lo que ha conseguido. Espero que la historia esté de nuestro lado y siga sin marcar mañana».

Estrategia: «El año pasado éramos favoritos, pero no jugamos bien y lo pagamos. Mañana debemos encontrar un equilibrio entre compromiso y buen hacer, sin cometer faltas estúpidas ni recibir tarjetas rojas, pero con una actitud comprometida. Esperamos demostrar que aprendimos la lección».

17Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!