Adrien Jaccottet, árbitro suizo, cometió un inigualable error que terminó dejando al conjunto español eliminado de la competencia.

La tercera jornada futbolera entre semana laboral de febrero ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ya se ha retomado la normalidad. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en los distintos torneos locales como la Copa Libertadores, la Champions League y la Europa, que recientemente han retomado sus labores.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Alberto Gil durante el empate a unos (1-1) entre el Valencia Club de Fútbol y el Chelsea Football Club, en partido valido por los octavos de final de la UEFA Youth League. El conjunto español terminó fuera de la competencia tras perder en los penales (5-3) por cuenta de un escandaloso penalti robado que ha desatado la polémica en Europa.

Sucedió en el segundo lanzamiento de los locales. El disparo de Gil se alojó junto al palo izquierdo de la meta defendida por Bradley Collins, pero el esférico salió tras tocar uno de los hierros que internamente formaban un triángulo de soporte de la portería. El colegiado, Adrien Jaccottet, ante la sorpresa del ejecutor, dijo que el balón había golpeado en la cepa del poste y que, por tanto, no había entrado. Tras la protesta valencianista, el colegiado consultó con el juez de línea, que tampoco dio validez al gol. Pese a las continuas protestas desde el banquillo, la tanda de penaltis continuó como si nada hubiera pasada. Te dejo con las imágenes para que saques tus propias conclusiones.

16Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!