El contexto, la conexión del tridente y la perfección son algunos de los motivos por los que esta jugada será recordada en la eternidad.

La jornada 24 de la Liga Española será recordada a través de los tiempos por cuenta de la contundente goleada que le propició el Barcelona (6-1) al Celta de Vigo, en el Camp Nou. Tres goles de Suárez, un tanto de Neymar, uno de tiro libre de Messi y otro más de Rakitic, fueron suficientes para que el cuadro culé se quedaron con los tres valiosos puntos.

Más allá del resultado y la exhibición de los jugadores locales, lo verdaderamente relevante fue un penalti ejecutado por Lionel Messi y concluido por Luis Suárez que muy pocos se han atrevido a realizar con éxito total. El argentino sorprendió al mundo entero con una extraordinaria jugada que, en todo caso, ha dividido al mundo en dos: los que aplauden como una genialidad y los que la critican como una ofensa. Yo me encuentro entre los primeros y por eso a continuación te comparto 10 razones por las que vale la pena defender esta histórica acción. Te dejo con el listado a ver si te convenzo.

Penalti de Lionel Messi

? La combinación Lionel Messi-Luis Suárez es totalmente legítima. Es un recurso que no vulnera ninguna norma del reglamento actual del fútbol.

? La infrecuencia de la jugada no la convierte en ofensiva, la convierte en imaginativa, la convierte en algo que solo las leyendas se atreven a hacer.

? Al fútbol le conviene abrir cualquier compuerta a la creatividad. Así ha avanzado hasta erigirse en el gran espectáculo de nuestro tiempo. Si sólo se permitiera lo rutinario, el fútbol sería más aburrido.

? La acción supone la celebración de lo sorprendente. Transforma un domingo cualquiera en un domingo inolvidable. Con el tiempo se escuchará el famoso «yo estuve allí».

? No tiene sentido celebrar la espectacularidad de la NBA y de jugadores como Stephen Curry o Michael Jordan, o de los fakes en la NFL, y no hacerlo en el fútbol con un par de monstruos como ellos.

Video ThumbnailEl contexto, la conexión del tridente y la perfección son algunos de los motivos por los que esta jugada será recordada en la eternidad. La jornada 24 de la Liga Española será recordada a través de los tiempos por cuenta de la contundente goleada que le propició el Barcelona (6-1) al Celta de Vigo,

? El fútbol es esencialmente un juego y parte fundamental del juego siempre es el engaño. Hoy en día es menos criticable engañar al árbitro que a los rivales con jugadas como esta.

? La jugada exige precisión y destreza. No es una acción sencilla. Robert Pires y Thierry Henry la convirtieron en una pifia histórica en un Arsenal-Manchester City.

? Si una afición disfruta de la máxima creatividad es la del Celta de Vigo y sus maravillosos engañadores: Nolito, Fabián Orellana y Iago Aspas.

? El contexto del penalti es plenamente digno de una película. Todos esperaban que Messi anotara su gol 300 en Liga y él los sorprendió dando una asistencia para que Suárez se convirtiera en el máximo anotador del torneo.

? Porque al fútbol le fascina lo impensable: el escorpión de René Higuita en Wembley o el políticamente incorrecto taconazo de Guti a Karim Benzema en Riazor. No hicieron lo razonable. Eligieron la magia y su riesgo. Messi prefirió hacer historia con un pase y no con un gol.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!