Messi marca un golazo de tiro libre y Barcelona saca ventaja ante Espanyol

Con doblete del argentino, Barcelona derrotó como local (4-1) al RCD Espanyol, en el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey.

Pensar que fue el conjunto visitante en el que consiguió ponerse en ventaja a través de Felipe Caicedo (minuto 9), tras un contragolpe letal. Falló Alves en el pase, robó un defensa, condujo Asensio hasta la frontal del área y allí cedió a la derecha para Caicedo, que definió como un killer: con un enganche para eludir a Mascherano y un remate ajustado al palo.

Poco duró la alegría de los periquitos que vieron como Lionel Messi (13 minutos), impuso nuevamente la igualdad. Iniesta puso el balón al centro del área rasito para Messi, que llegó en carrera. Se quedó solo ante Pau y obviamente no falló el astro argentino. En la jugada anterior al gol se había reclamado una clara mano de Roco dentro del área, pero el árbitro dejó continuar la acción.

Así transcurrió gran parte del primer episodio hasta que apareció otra vez Lionel Messi (44 minutos), para darle vuelta al tanteador. Messi lanzó el tiro libre directo a puerta y con rosquita. Pau intuyó que la rosca iba a mandar al balón a la escuadra y voló. Resulta que el balón llegó a puerta antes de que terminara la rosca, por lo que no entra por la escuadra, sino un poco más centrada. Tocó en travesaño y entró mientras el portero volaba. ¡Golazo! con esa diferencia mínima se marcharon los protagonistas al descanso.

http://www.dailymotion.com/video/x3l3g1j_barcelona-4-1-espanyol-all-goals-full-highlights-copa-del-rey-06-01-2016-hd_sport

El segundo tiempo inició terminó el primero: con gol del conjunto azulgrana. Esta vez fue Gerard Piqué (49 minutos), el encargado de echar más tierra de por medio. Iniesta tocó para Messi en banda y éste puso un balón raso al centro del área. Pau no lo agarró, tampoco llegó ningún defensa y quien si apareció fue Piqué para empujarla hasta el fondo de la red.

Tras el tercer tanto de los locales el compromiso entró en agujero negro de faltas, insultos y agresiones que terminaría con varias tarjetas amarillas y la expulsiones de Hernán Pérez y Papakouly Diop, que dejaron con nueve hombres al cuadro visitante. Como si fuera poco, la desgracia del Espanyol continuaría al ver como Neymar (88 minutos), sentenció las cuentas en el electrónico. Pared del brasileño con Messi y definición exquisita del ex-Santos para aumentar la ventaja de cara al partido de vuelta.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!