Con James Rodríguez de titular, Real Madrid se impuso como local (8-0) ante Malmö FF, en la quinta jornada de la Champions League.

Tal y como ha venido sucediendo en los últimos compromisos del conjunto blanco, el encargado de abrir la cuenta fue Karim Benzema (minuto 12). Buena jugada de Cristiano por banda izquierda, con algunas pisadas y un centro que remató Isco. El rebote lo recogió el francés en el punto penal para hacer el primero del Madrid. No perdonó el francés que sumaba tres goles en dos partidos.

La misma cantidad de tiempo transcurrió antes de que apareciera nuevamente Karim Benzema (minuto 24), con su doblete y el segundo de los locales. Otra buena jugada de Cristiano, esta vez por la derecha, que puso un centro medido a la cabeza del atacante galo, que la clavó en la escuadra de Wiland. Buena combinación entre el portugués y el francés en medio de los aplausos del Bernabéu.

Faltaba uno más para aumentar la tranquilidad merengue antes del descanso y así lo entendió Cristiano Ronaldo (minuto 39), que volvió a marcar de tiro libres después de mucho tiempo. Obús del astro lusitano, que botó delante de Wiland y se coló por el lateral de la red. Golazo del portugués, aunque a lo mejor el portero pudo hacer un poquito más. Con esa amplia diferencia se bajó el telón de un primer episodio pintado de blanco en todos los parámetros.

Con James Rodríguez de titular, Real Madrid se impuso como local (8-0) ante Malmö FF, en la quinta jornada de la Champions League. Tal y como ha venido sucediendo en los últimos compromisos del conjunto blanco, el encargado de abrir la cuenta fue Karim Benzema (minuto 12). Buena jugada de Cristiano

La segunda parte inició como terminó la primera: con aparición de Cristiano Ronaldo (minuto 47, 49 y 59), que se fue de póker. Primero, materializó una buena jugada colectiva entre Danilo y Benzema. Luego, disparó no muy fuerte, bastante centrado, pero el portero sacó la rodilla, nadie sabe cómo, y la bola acabó dentro de la portería. Y, finalmente, aprovechó un centro de Isco para mandarla a guardar y convertirse en el máximo anotador histórico de la fase de grupos.

No se conformó el Real Madrid y eso le permitió a Mateo Kovacic (minuto 70), marcar el séptimo de la noche. Contraataque letal del Madrid que no salió a la primera, pero sí a la segunda con un potente remate del volante croata. Eso no fue todo. Un poco después apareció otra vez Karim Benzema (minuto 74), para poner el octavo con un recorte hacia adentro y un colocado remate.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!