Lionel Messi celebró sus 500 partidos durante la victoria del Barcelona (4-0) ante Real Betis, en la jornada 17 de la Liga Española.

Tras unas primeras acciones marcadas por el buen planteamiento táctico del visitante, el encuentro se empezó a descifrar en los pies de Heiko Westermann (minuto 30), que se hizo presente con un autogol. El árbitro se inventó un penalti en un choque entre Messi y Adán. Neymar se resbaló antes de rematar y estrelló el balón en el larguero. El rebote lo disputaron Rakitic y Westermann, que intentó despejar, mandó el cuero a la red de su propia meta.

El partido se vino abajo con el tanto inicial, aparecieron los espacios y eso lo supo aprovechar Lionel Messi (minuto 34), para ampliar la ventaja. Perfecto pase de Messi por encima de la zaga bética sobre el desmarque de Neymar y el brasileño asistió para que su compañero rematara a placer en su partido número 500 con la camiseta azulgrana. La doble diferencia fue suficiente para que los locales se marcharon tranquilos al descanso.

Ya en el segundo tiempo, un par de segundos después del pitazo del colegiado, apareció el goleador Luis Suárez (minuto 47), para echar más tierra de por medio. Busquets robó la pelota y luego la filtró al espacio para un Suárez que definió con la surda al palo del arquero. Con ese tanto, Barcelona superó el récord de goles en un año natural en la historia del fútbol español (179), dejando atrás los 178 cosechados por el Real Madrid en 2014.

Faltaba uno más para asegurar el triunfo, el récord y el liderato del Barcelona en este inmejorable 2015, y así lo entendió Luis Suárez (minuto 83), que se encargó de poner cifras concretas en el luminoso. Jugada al primer toque con mucha velocidad en la que intervinieron Adriano, Neymar y Suárez y que ha terminado con el gol del uruguayo. Un golazo que significó el tanto número 180 de los azulgranas en 2015.

14Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!