Giulio Migliaccio, centrocampista del Atalanta, no alcanzó a tocar la pelota durante su participación en el encuentro ante Palermo.

La jornada futbolera del pasado fin de semana ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes rincones del mundo. En otras palabras, marcada por los hechos que han derivado de la actividad en los distintos torneos locales y en una nueva fecha de las principales Ligas de Europa.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de que hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Giulio Migliaccio durante la goleada de Atalanta (3-0) ante Palermo, en partido valido por la jornada 15 de la Serie A de Italia. El centrocampista italiano puso las sombras durante un compromiso marcado por las luces que vivió su equipo en este importante triunfo.

La razón es una sola y tiene que ver con lo poco y mucho que hizo Giulio durante el tiempo que estuvo sobre el terreno de juego. Digo poco porque su participación apenas duró 28 segundos y mucho porque en ese corto tramo de tiempo alcanzó a dejar al cuadro local con un hombre menos. Migliaccio ingresó a los 75 minutos con 14 segundos y fue expulsado a los 75 minutos con 42 segundos por una patada en el cuello del rival. El árbitro no tuvo compasión con su imprudente y fugaz aparición sobre el césped.

ARVE Error: The video is likely no longer available. (The API endpoint returned a 404 error)

10Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!