Con goles de Wendt, Stindl y Johnson, Borussia Mönchengladbach goleó y humilló (3-1) al Bayern Múnich, en la jornada 15 de la Bundesliga.

A reventar lució el siempre eufórico Stadion im BORUSSIA-PARK durante el emotivo choque entre estos equipos dirigidos por André Schubert y Josep Guardiola, respectivamente, que dejó para el recuerdo varios datos importantes. Más allá de la caída del invicto del club bávaro, la gran noticia fue el regreso de Franck Ribéry después de nueve meses de ausencia por lesión.

Pese a que el primer tiempo se cerró con las tablas en el marcador, rápidamente en la segunda parte llegaron las emociones y la aparición de Oscar Wendt (54 minutos), que puso en ventaja al local. Buena jugada previa de Raffael con asistencia de taco incluida que le permitió a Wendt vencer una de las porterías más complejas del mundo.

Mucho más pronto se reportó Lars Stindl (66 minutos), con la segunda anotación. Ya se habían salvado los bávaros del segundo antes de que Nico Elvedi peinara la pelota hacia atrás y permitiera que Stindl la mandara al fondo de la red. Se quedaron reclamando los jugadores visitantes un fuera de lugar que nunca existió.

Como si fuera poco, solo un par de acciones más tarde se hizo presente Fabian Johnson (68 minutos), con el tanto que convertía todo en goleada y que desató la locura en las gradas. Tocaron en el centro del campo antes de que Julian Korb metiera un pase entre líneas que dejó a Johnson mano a mano ante Neuer, al que batió con un remate raso.

Reaccionaron los líderes del certamen y eso le permitió a Franck Ribéry (minuto 80), recortar la ventaja. Buena jugada colectiva entre Müller, Vidal y Ribéry que culminó todo con un remate al segundo palo. Gol importante para el extremo francés que reapareció después de nueve largos meses de ausencia por lesión para maquillar esta primera derrota de los bávaros en la temporada.

19Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!