Cuatro colombianos estuvieron presentes en el empate de Sampdoria (1-1) ante Inter de Milán, en partido valido por la séptima jornada de la Serie A.

Unos 20.000 espectadores se dieron cita en el siempre eufórico Stadio Comunale Luigi Ferraris, Genova, para presenciar este emotivo choque entre los equipos dirigidos por Walter Zenga y Roberto Mancini, respectivamente, que contó con la presencia de hasta cuatro colombianos; Jeison Murillo, Fredy Guarín, Luis Fernando Muriel y Carlos Carbonero tuvieron su momento durante este encuentro.

Las tablas se extendieron hasta el final de una primera parte emotiva, con mucha intensidad y marcada por un par de ocasiones claras de gol que fueron desperdiciadas por ambos elencos. La más clara del local fue errada por Joaquin Correa, mientras que el visitante perdió la oportunidad de ponerse en ventaja en los pies de Fredy Guarín. En todo caso, los aficionados presentes en las gradas disfrutaron hasta ese momento de un buen espectáculo que prometía mucho más de cara al complemento.

Efectivamente, para el segundo tiempo las emociones se vinieron en aumento y mucho tuvo que ver en eso Luis Fernando Muriel (minuto 51), que se encargó de abrir la lata. Buena jugada colectiva con apertura por derecha. Pedro Pereira llegó hasta el fondo, sacó un centro a media altura y en el segundo palo, por detrás de todos, apareció Muriel con un surdazo que dejó sin opciones a Handanovic. Buen recurso del colombiano que minutos antes había fallado uno de cabeza.

Video ThumbnailCuatro colombianos estuvieron presentes en el empate de Sampdoria (1-1) ante Inter de Milán, en partido valido por la séptima jornada de la Serie A. Unos 20.000 espectadores se dieron cita en el siempre eufórico Stadio Comunale Luigi Ferraris, Genova, para presenciar este emotivo choque entre los eq

No tardó mucho la reacción del visitante que encontró a través de Ivan Perisic (76 minutos), la igualdad en el tanteador. El centro desde la derecha no pudo ser despejado por la zaga defensiva. Mauro Icardi aprovechó el desconcierto, remató de volea, la pelota rebotó en un rival y luego la filtró entre tres hombres para que Perisic venciera al portero tirándose en el segundo poste. Con ese empate se bajó el telón en esta entretenida función que representó un punto para cada equipo.

9Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!