Juan Camilo Zúñiga rompe su silencio y aclara por qué no está jugando

El defensa lateral colombiano confirma que no está lesionado y simplemente no es tenido en cuenta por el cuerpo técnico del Napoli.

Han pasado varios veces des de la última vez que vimos a Juan Camilo Zuñiga dentro de un terreno de juego. Con la selección lo hizo durante la Copa América, pero con el Napoli, club al que llegó en el 2009 y en el que tiene contrato hasta el 2017, no actúa desde el pasado abril. Mucho se ha rumoreado sobre situación y por eso él ha decidido romper su silencio durante una entrevista que publica el diario ‘El Tiempo’ y que aclara muchas dudas con respecto a su incomoda situación. Te invito a repasar sus esperadas declaraciones, que evidentemente son algunas partes de la entrevista mencionada.

¿Qué es lo que pasa, por qué no juega en el Nápoles?
“Ante todo, quiero decir que lo importante es que yo estoy bien, gracias a Dios. No tengo lesiones, quiero aclarar eso. Estoy entrenando, pero no soy tenido en cuenta por el cuerpo técnico ni por el club. Es algo muy raro que yo ni entiendo. Pero estoy bien físicamente para el momento en el que me necesiten”.

¿Por qué cree entonces que no lo tienen en cuenta?
“¡No lo sé! Es muy extraño lo que está pasando. Ni al banco de suplentes me llevan. No entiendo. Es cuestión del club porque el cuerpo técnico está recién llegado, eso lo entiendo”.

¿Y qué le dicen?
“Con el director deportivo he hablado. Ellos, como yo, están esperando el mercado de enero. Pero si la idea es que me vaya en enero, es raro que no juegue. Si quieren venderme, así nadie puede ver que estoy bien. ¡Y lo estoy! Si me quieren ceder, es más fácil si juego”.

¿Emocionalmente, cómo está con esta situación?
“Cuando uno está lesionado es diferente, porque uno piensa, ‘ah bueno, trabajo seis meses para recuperarme’. Pero cuando estás bien, entrenas bien, sabes que puedes dar una mano al equipo. Saber que te hace falta hacer lo que más te gusta, eso es lo que más da rabia. Hay que estar muy fuerte de la cabeza, o de lo contrario se toman decisiones de las que uno se puede arrepentir después. Han sido meses difíciles porque no me dejan jugar, y hacen las cosas como para que me dé fastidio, eso es muy feo”.

¿Lo quieren aburrir?
“El comportamiento que toman es prácticamente para eso. La manera como me tratan. Es como para que uno se aburra y tome alguna decisión”.

¿Cómo más lo tratan?
“Respeto al cuerpo técnico, pero uno espera que te tengan en cuenta, al menos que te lleven al banco, que te hagan sentir parte del equipo, eso sería diferente; entonces uno piensa que están es buscando motivos para aburrirme. Pero, reitero, lo importante es que mi rodilla está bien y que el día de mañana en el equipo con el que firme tengo que responder. Por eso he guardado silencio, he sido respetuoso con el club. Ahora decidí hablar porque, la verdad, han pasado muchos meses y la gente pregunta, sobre todo en Colombia, pregunta por mí, y yo quiero que sepan que no estoy lesionado. Terminé la Copa América y he estado bien. Son cuestiones del club que no sé por qué pasan”.

¿Quiere seguir en Italia?
“Mi deseo es jugar. No digo que he tenido mala suerte, porque todo pasa por algo. Pero estos últimos dos años he tenido la lesión justo cuando venía en un nivel bueno, luego vino la para, la no continuidad. Ahora lo que quiero es eso, continuidad, es lo que necesito, y empezar de cero”.

¿Cómo trascurren sus días con esta zozobra?
“Es una situación incómoda. No veo la hora de tocar el terreno y divertirme otra vez. Entreno, voy a la casa con la familia, salimos a cenar. Trato de que sea siempre un día normal. No pienso en dañarme la cabeza pensando en ‘no juego por esto o por lo otro’. Son cosas de Dios. Lo único que quiero es estar listo para enero. Todo pasa. Tengo que estar bien para cuando me toque”.

¿Su familia qué le aconseja?
“En los momentos difíciles están ahí. Es gente positiva que me anima. Ese respaldo es importante, también el de los muchachos de la Selección Colombia”.

¿Y del profesor José Pékerman?
“Sí, claro. Muchos del cuerpo técnico. Eso es lo bonito de la Selección, que siempre están ahí. Ellos también se preguntan por mis problemas, pero están pendientes, eso me da ánimo para no bajar los brazos. Dicen que lo importante es que la rodilla está bien, que estoy bien, para todos lo importante es eso porque saben que cuando me toque jugar es otro cuento, cuando me toque, así lleve meses sin hacerlo, lo doy todo. Ya me conocen”.

¿Espera el llamado para la convocatoria que viene?
“Estoy trabajando fuerte, como siempre. Si se da, bienvenido, lo daré todo. No estoy jugando, pero sería una bendición, estaría muy contento”.

La Selección lo debe estar esperando…
“Lo que quiero que entiendan es que estoy bien. Si no estoy jugando no es por culpa mía”.

Entrevista completa: ElTiempo.com

Artículos Relacionados

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!