José Mourinho lucha contra su Maldición de la tercera temporada

Los equipos que ha dirigido el estratega portugués siempre alcanzan el rendimiento más bajo durante su tercer año en el banquillo.

El inesperado e irregular arranque del Chelsea en la Premier League sigue dando de que hablar. Que el conjunto londinense no haya sido capaz de ratificar en cinco jornadas porqué fue el campeón de la campaña anterior ha dado lugar para todo tipo de especulaciones en busca de una explicación a los malos resultados.

La más reciente tiene como protagonista a José Mourinho y a una supuesta “maldición” que persigue al considerado por muchos mejor entrenador del mundo. El técnico portugués puede presumir de tener en su palmarés dos Champions, tres Premier, dos Scudettos, una Liga BBVA, cuatro copas… Pero hay un patrón que se repite en los equipos que entrena. Todos bajan el pistón al tercer año de ser entrenados por el polémico luso.

La primera vez que Mourinho completó una etapa de al menos tres años como entrenador fue en el Chelsea. El luso irrumpió en la Premier de manera espectacular tras ganar la Champions League con el Porto. En su primer año conquistó el título para los blues poniendo fin a una sequía de 50 años. En la campaña siguiente logró defender con éxito la Premier. Pero al tercer año el equipo bajó el nivel y acabó segundo a seis puntos del United. En su cuarta temporada al frente del Chelsea, Abramovic rescindió su contrato en la sexta jornada cuando el equipo se encontraba en la 3º posición.

Maldición de José Mourinho

Mourinho ha reiterado varias veces que su segundo año es el de mayor rendimiento: “Mis mejores resultados siempre llegan en la segunda temporada”. En 2008 inició una nueva aventura, esta vez en el Calcio, en las filas del Inter del Milán, pero el efecto de desgaste de su tercera campaña no pudo comprobarse ya que solo permaneció dos años con los ‘neroazurri’, en los que ganó dos Ligas y una Champions.

Su siguiente etapa fue en el Real Madrid. En la primera temporada consiguió la Copa del Rey tras ganar en la final al Barça con un gol de Cristiano. La siguiente campaña conquistó la Liga de los récords en la que los blancos firmaron 100 puntos y 121 goles, pero en la tercera apareció de nuevo la maldición de Mou, y el equipo quedó descolgado después de un mal inicio en Liga. A final de temporada el luso se marchó.

Esta vez José Mourinho afronta su tercer año con el Chelsea y la historia se repite. El entrenador luso está firmando su peor comienzo de temporada con tres derrotas y un empate en las primeras cinco jornadas en la Premier, y el equipo se sitúa a dos puntos del descenso. Aún queda mucho en juego para finalizar la temporada, pero parece que la maldición de Mou se sigue cumpliendo.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!