Kazushige Kirihata, guardameta del Kashiwa Reysol, fue el protagonista de esta particular anotación que le está dando la vuelta al mundo.

Apenas vamos en mitad de pretemporada y ya son varios las cosas destacadas que se han vivido en el mundo del fútbol durante este periodo de preparación. Además de los golazos, las atajadas y los emotivos partidos que hemos visto hasta ahora, este sábado se ha sumado una peculiar jugada que se originó en el fútbol japonés.

El gran protagonista de esta cómica acción fue el hasta ahora desconocido Kazushige Kirihata. Su ridícula intervención acabó en autogol. El portero japonés calculó mal el rebote de un pase hacia atrás de su compañero y en lugar de echarse unos pasos hacia atrás con el fin de llegar bien al balón, decidió intentar despejar con un cabezazo que no resultó efectivo y terminó dando una alegría más al rival.

Curioso resulta entender que ahora el guardameta del Kashiwa Reysol, equipo que compite en la primera división del balompié asiático, es uno de los personajes del momento en la atmósfera deportiva. Las redes sociales no han dejado pasar desapercibido este suceso que le está dando la vuelta al mundo y que se ha convertido en parte de lo más compartido en las últimas horas. Te dejo con el vídeo.

Video Thumbnail
17Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!