Esto dijo Diego Maradona sobre su amistad con Pablo Escobar

El ex-futbolista argentino reveló los detalles del día en el que conoció y jugó un partido con el reconocido narcotraficante colombiano.

Diego Maradona, el considerado ‘Dios’ del fútbol argentino, se ha convertido en uno de los actores más polémicos de la historia de este deporte. Si su pasado como futbolista estuvo lleno de criticas y escándalos, su posterior labor como director técnico y comentarista deportivo no ha sido diferente.

‘El Pelusa’, como popularmente se le conoce, se ha caracterizado por ser uno de esos pocos personajes que habla sin pelos en la lengua durante sus charlas con la prensa y eso a la gente no le gusta; lo digo por las reacciones que generan entre sus compatriotas cada una de sus palabras y apariciones públicas, ya que casi siempre lo hace para criticar algo u ofender a alguien.

Pese a ello, parece que Diego está decidido a seguir actuando como es y sin importar los efectos colaterales que puedan traer sus controvertidas palabras. Así lo ha dejado ver el ex-seleccionador de Argentina durante una entrevista concedida a ‘Diario de Mendoza’, en la que contó a manera de anécdota que en una ocasión jugó fútbol para Pablo Escobar, uno de los narcotraficantes más buscados del mundo. Te invito a repasar sus declaraciones.

En el 91 Guillermo Coppola, me dijo que una persona muy importante de Colombia quería pagarme una enorme cifra por jugar un partido amistoso, con algunos futbolistas como René Higuita. Cuando fui a Medellín, y me llevaron a una cárcel rodeada por miles de militares dije: ¿Qué mierda pasa, ¿me van a meter preso?( jajaja…) Cuando entré a ese lugar parecía un hotel de lujo de Dubái, ahí me lo presentaron, me dijeron: ‘Diego, él es el patrón’.

Lo saludé y el tipo muy respetuoso, bastante frío, pero demostró amabilidad conmigo. Pero como yo de noticias y tele nada, no sabía muy bien quien era. Me hizo pasar a una especie de oficina dónde me dijo que admiraba mi fútbol, y que se sentía identificado por mí, porque al igual que yo, él salió de la pobreza para triunfar.

Jugamos el partido, todos lo disfrutamos mucho. Luego a la noche se armó una fiesta con las mejores minas que vi en mi vida, ¡y estaba en una cárcel! No lo podía creer. A la mañana siguiente me pagó y se despidió de mi de forma muy amable”.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!