Emotiva carta de despedida de Iker Casillas para Real Madrid

El portero español utilizó estas conmovedoras palabras para despedirse de los directivos, del cuerpo técnico y de los hinchas del equipo blanco.

Iker Casillas sigue siendo noticia en el fútbol mundial. Tras unas vacaciones marcado por los rumores de cara a la nueva temporada, el experimentado guardameta ibérico está dando de que hablar por cuenta de los temas relacionados con su futuro; su salida del Real Madrid y su llegada al Porto, transferencia confirmada por ambos equipos en los últimos días.

A principios de este semana se habló bastante de su fichaje por el conjunto portugués y en estas últimas horas las novedades tienen que ver con una emotiva carta que escribió para despedirse del equipo español. Casillas no quiso marcharse como un jugador más y por eso citó a rueda de prensa para leer un comunicado en el que agradece a todo la institución por el apoyo brindado durante estos años. Te dejo con sus declaraciones, que le están dando la vuelta al mundo.

En primer lugar, muy buenos días a todos, gracias por estar aquí y acompañarme en este momento tan especial. Hoy he venido a este estadio, a este gran estadio, para despedirme de todos vosotros y en especial de los madridistas.

Como sabéis, desde ayer, dejé de pertenecer al Real Madrid y pasaré a formar parte del Porto. Quiero deciros que la decisión de irme al Porto se debe a dos motivos fundamentales. La primera, la ilusión que me han transmitido el presidente, el director Antero y el entrenador Julen, que nos conocemos desde hace tiempo y, sobre todo, al resto del equipo.

Y segundo, por las muestras de cariño que he ido recibiendo a lo largo de que más o menos la gente podía saber ya que mi destino era Portugal. Y en ese sentido, me han ganado y he estado muy feliz y muy contento. Haré todo lo posible para no defraudarles y lucharé al máximo para conseguir el mayor número de títulos posibles en mi nuevo equipo. Por tanto, muchas gracias, Porto, por haber confiado en mí.

Y ahora sí, me quiero dirigir a todos los madridistas. Después de 25 años defendiendo el escudo del equipo más grande del mundo llega un día difícil, este día, en mi vida deportiva. Decir adiós a esta institución que, evidentemente, me lo ha dado todo. Parece que fue ayer cuando con nueve años vestí por primera vez la camiseta del Real Madrid y vi cumplido mi sueño. Durante este tiempo, todo este tiempo, hemos sufrido, hemos reído, hemos llorado, hemos disfrutado juntos. Me he sentido acompañado y muy querido, tantos en los buenos como en los malos momentos.

Este club no sólo me ha enseñado a ser deportista, me ha formado como persona, me ha ayudado a crecer, inculcándome los valores que defiende su escudo: el respeto, el compañerismo, el compromiso y, sobre todo, la humildad. He tratado siempre de reflejarlos allá donde he ido representando al Real Madrid.

Hoy también quiero acordarme de manera muy especial de todos aquellos compañeros con los que he formado parte cada temporada de las que he estado aquí. A lo largo de estos años hemos vivido juntos momentos únicos e irrepetibles. Compañeros con los que he formado una familia y compartiendo lágrimas tanto de alegría como de tristeza.

Dejo grandes amigos y sé que esté donde esté siempre podré contar con ellos al igual que ellos conmigo.También me quiero acordar de todos mis entrenadores, desde los que tuve desde que empecé en el torneo social, en el equipo Losada. Agradecer a Mezquita, que en paz descanse, que fue la persona que me rescató para formar parte del benjamín fútbol 7 del Real Madrid, hasta mi último entrenador, que ha sido Carlo Ancelotti. Acordarme de todos ellos, de todos, porque de todos he aprendido muchas cosas.

A sus cuerpos técnicos, que para mí también han sido parte fundamental en este desarrollo y en mi carrera por llegar a formar parte del Real Madrid y ser un jugador de fútbol. Porque todos ellos me han dado consejos, me han transmitido compresión en los malos momentos. Y hemos vivido muchas alegrías juntos, aparte de mucha experiencia y su profesionalidad. De todos, todos, he aprendido muchísimo.

Por supuesto, a todo el personal, al que no se ve, que día a día hemos estado formando parte de este Real Madrid y que me han apoyado siempre a solucionar cualquier problema. No se les ve pero siempre están ahí. Todo mi cariño a mis padres y a toda mi familia, que con su esfuerzo y desvelos me ayudaron a emprender este camino, difícil pero muy bonito. Y sobre todo, a mi mujer y mi hijo, porque día a día estarán a mi lado compartiendo cada segundo de esta apasionante etapa de mi vida.

Y estas últimas líneas os la dedico en especial a todos vosotros, al madridismo, que no conoce fronteras. Gracias por vuestro apoyo incondicional desde que llegué con 18 años, por permitirme levantar cada Copa, cada triunfo, por ser vuestro capitán durante cinco años. Por acompañarme en los buenos y en los malos momentos. Por tenderme la mano y tirar de ella para levantarme.

Hay una frase que siempre he dicho en alguna entrevista y la vuelvo a repetir para que la gente se quede con ella: por encima de recordarme por ser un buen portero o un mal portero, sólo espero que la gente se acuerde de mí por ser buena persona. Por tanto, gracias, gracias, miles de gracias. Nunca os podré olvidar y estad seguros de que allá donde vaya seguiré gritando: ¡Hala Madrid!.

No voy a decir adiós porque esto es un punto y seguido. Volveremos a vernos por aquí pronto”.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!