Visión de juego, toma rápida de decisiones y precisión en los pases, son algunas de las características necesarias para destacarse en el centro del campo.

No importa la posición en la que juegues, hay muchas técnicas que necesitas dominar; la ubicación si usted es portero, la sincronización en una barrida si eres defensa, dar el pase preciso si eres mediocampista y burlar a tu marcador si eres atacante, son sólo algunas de las muchas y diversas habilidades en las que deben poseer los jugadores de fútbol.

Consciente de ello, durante los próximos días estaré compartiendo una serie de artículos que ayudaran a mejorar cada una de las posiciones dentro de un campo de juego, de esta manera siguiendo estos consejos podrán ser mejores deportistas. En esta oportunidad daré algunos consejos para ser un buen volante 10 de fútbol que seguro te llevarán a ser tan bueno como tus ídolos Juan Román Riquelme, Ronaldinho Gaúcho y Carlos Valderrama, entre otros.

Técnicas del Volante 10

El 10 conductor

Este volante debe estar cerca de su colega de contención cuando el oponente tiene la pelota. El medio de contención es el que suele recuperar el balón casi siempre con la orden de descargar la pelota rápidamente en un compañero. Al estar en las inmediaciones, el 10 podrá iniciar contraataques o empezar a hacer circular el balón entre su equipo. Este 10 también puede ordenar la salida de su equipo, aunque para ello deberá retrasarse en el campo, incluso buscando el pase de los centrales de su equipo.

El 10 mediapunta

El 10 más ofensivo, llamado mediapunta o enganche, juega a espaldas del volante o volantes de contención del contrario en tres cuartos de cancha. (También puede abrirse a los costados para recibir sin marca u obligar a desplazarse al mediocampista central del rival). Es allí donde puede hacer más daño, ya sea habilitando a uno de sus delanteros en el área contraria o rematando al arco.

Sin embargo, al adelantarse tanto en el campo de juego, el 10 corre el riesgo de dejar a su equipo sin un conductor natural y que la pelota no le llegue ni a él ni a los delanteros. Lo que sí debe tener un 10 es una excelente visión para el juego corto y largo en simultáneo. O sea, mientras el conductor transporta el balón debe mirar en corto a los rivales que buscan quitárselo y a los compañeros que vienen a él para buscar la pared o triangulación; pero a la misma vez otro compañero, ya sea un lateral que sube por sorpresa o un delantero que hace la diagonal, buscará el pase profundo. El buen 10 observará y analizará todos estos factores en tiempo real para resolver la jugada en beneficio de su equipo.

Técnicas del Volante 10

El 10 táctico

El 10 suele ordenar algunos movimientos de sus compañeros, sobre todo si es un jugador muy táctico o porta la cinta de capitán, aunque en esto compite con los zagueros y el volante central, ya que la mayoría de los equipos se ordenan de atrás para adelante. No obstante, es el volante 10 de fútbol quién suele determinar el ritmo que más conviene a su cuadro de acuerdo con el desarrollo del partido. Si su equipo gana 2-0 en el segundo tiempo, el 10 querrá quitarle velocidad al juego y dormir la pelota con toques cortos laterales o hacia atrás. Esto porque no hay mejor manera de cuidar un resultado que tener la pelota.

Si el juego está empatado, es probable que el 10 busque lateralizar hasta obligar al rival a salir de su encierro para ahí sí enviar un pase entre líneas. Y si su equipo va perdiendo, y el rival se agrupa atrás, el 10 agilizará un traslado más vertical hacia las inmediaciones del área contraria. Allí podrá intentar un remate desde afuera, abrir el juego hacia las bandas para generar centros sobre el área, o desnivelar con gambetas o regates.

La evolución del 10

Al 10 tradicional no se le pedía demasiado esfuerzo por recuperar la pelota, sino más bien ocupar espacios para negar el pase contrario, o presionar sobre la pelota pero sin correr detrás de ella. En los últimos años, sin embargo, ha surgido la figura del doble medio de contención, una especie de 10 con menos técnica y más recuperación. Se trata de un volante mixto con mucha ida y vuelta para ocupar espacios cerca de ambas áreas, pero sin la responsabilidad tradicional del conductor. En ese sentido, la figura del 10 clásico hoy vive en el puesto de mediapunta, que suele acompañar a un único delantero neto que alinean la mayoría de los equipos, sobre todo en Europa.

Fuente: FutbolAbout.com

168Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!