3 Consejos de David Beckham para ser un futbolista profesional

El éxito, los sacrificios y el apoyo familiar son tres pilares fundamentales para llegar a ser alguien en este difícil mundo del deporte.

No cabe duda de que ser un futbolista profesional de renombre tiene muchas recompensas hoy en día, no debiendo perder de vista el hecho de que se puede pasar la mayor parte del tiempo practicando el juego que se ama. Sin embargo, aquellos que sueñan con marcar un día el gol de la victoria en una final de Copa del Mundo deben saber algo: sólo muy, pero muy pocos jugadores llegan a la cima y para ello deben trabajar extremadamente duro.

Seguramente el sueño de muchos es llegar a ser un futbolista profesional, pero como sabemos que esto no es nada fácil y menos si no se empieza en forma desde temprana edad, por ello quiero en esta oportunidad compartir contigo estos 3 consejos que ha dado David Beckham para quienes aún tienen viva la ilusión de brillar en este deporte.

El ex-futbolista inglés le concedió una entrevista a los medios oficiales de Adidas en la que habló de lo que tuvo que hacer para alcanzar el profesionalismo en el fútbol. El volante británico hizo referencia a los sacrificios que tiene que hacer un chico que pretende ser futbolista y sobre el éxito en el competitivo mundo del deporte.

1. El éxito. “La gente mide el éxito con trofeos y medallas. Personalmente, mido el éxito contando las veces en las que me divertí y que alcancé las metas que soñaba cuando tenía 8 o 9 años. Soñaba con ser capitán de mi equipo, con representar a mi país en un Mundial, quería ganar la FA Cup… Y por suerte, pude cumplir todas esas metas”.

2. Los sacrificios. “Cuando hablo con niños y me preguntan cómo pueden convertirse en profesionales, siempre les digo que se diviertan jugando fútbol. Tienes que divertirte, pero también tienes que tener dedicación y hacer sacrificios, y yo los tuve que hacer de niño. Mientras mis amigos salían de fiesta los viernes yo tenía que quedarme estudiando el partido del próximo día y acostarme temprano”.

3. El Apoyo familiar. “Cada niño y cada familia es diferente. Yo siempre tuve el apoyo de mis padres, mi hermana y mis abueltos. Tuve un verdadero apoyo familiar. Desafortunadamente, no todos los niños cuentan con eso. Debes contar con una fortaleza mental impresionante para hacer sacrificios de niño. Yo tuve eso”.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!