El extremo holandés opinó sobre todos y cada uno de los sucesos que marcaron el desarrollo de la Copa del Mundo que se disputó el año pasado.

Arjen Robben es uno de esos futbolistas que siempre está dando de que hablar y que en este 2015 no ha parado de hacerlo. Primero fue noticia por la irregular forma en la que arrancado el nuevo año, luego fue uno de los señalados por los malos resultados que venía encajando el Bayern Múnich, y ahora es portada de los principales diarios deportivos por cuenta de unas recientes declaraciones que están dejando ‘eco’.

El habilidoso futbolista holandés es protagonista de una entrevista que publica la FIFA y que tiene como tema principal el Mundial de Brasil 2014. Si bien es cierto que ya han pasado varios meses desde que se disputó esta última versión de la Copa Mundo, también queda bastante claro con cada una de las palabras de Robben que allí pasaron algunas cosas que se recuerdan como si hubieran sido ayer.

– Su gol en el 5-1 ante España: «Al principio de la carrera me pareció que no lo lograría pero según me acercaba pensé que podría tener una buena opción. Creo que sobre todo demuestra la fuerza, y lo bien que estaba yo físicamente este año. Al final del partido y aún pude hacer un buen sprint… Fue un final estupendo para un partido muy bueno. Ganar a España por 5-1 fue una locura».

– El polémico penal contra México: «Fue penal. Seguí toda la polémica, pero eso es parte del juego. Era una ronda importante y todo el mundo opina. Es también lo bueno del fútbol, todo el mundo puede opinar. Estamos acostumbrados».

Video Thumbnail

– El cambio de portero ante Costa Rica: «Es una muestra de la fuerza de nuestro equipo en la Copa Mundial. Todos los jugadoras que entraban al campo daban un extra, y eso fue importante para la actuación general. Por eso llegamos tan lejos. Hablé con él (Jasper Cillisen, el portero sustituido) después del partido y estaba muy decepcionado porque no sabía nada. Pero al final se ve lo contento que está por el equipo. Y eso es lo único que importa».

– Su oportunidad ante Argentina despejada por Javier Mascherano: «Sabía que tendría un espacio muy pequeño. Fue una pena. Si lo ves a cámara lenta se nota que tengo que cambiar la carrera porque esperaba el balón por fuera y llegó por dentro. Perdí algo de velocidad y luego él consiguió despejar con el dedo gordo del pie. Ganar o perder un partido a veces es cuestión de centímetros. Pero no me puedo culpar, Arjen Robben hizo lo mejor que pudo y ahí no podría haber hecho nada distinto».

– La final ganada por Alemania: «Ya no estábamos en Brasil y sólo vi los últimos minutos del partido. Me puse muy contento por mis compañeros del Bayern, que hay muchos en la selección. Fue un partido muy parejo. Un partido inolvidable para ellos».

17Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!