El White Hart Lane Stadium fue testigo de la victoria del Tottenham (2-1) ante Arsenal, en partido valido por la jornada 24 de la Premier League.

Con este resultado los tres puntos se los lleva el local y eso le representa a los dirigidos por Arsene Wenger quedarse en la cuarta posición de la tabla con 42 unidades. Para destacar la presencia de David Ospina que fue titular y figura de los gunners. La mala noticia para el guardameta colombiano es que aquí terminó su invicto de 416 minutos que llevaba sin recibir gol.

No pasó mucho tiempo antes de que llegaran las emociones y de que Mesut Özil (minuto 11), pusiera en ventaja al visitante. Gran jugada de Welbeck por la banda derecha: carrera larga para superar el velocidad al defensa, centro raso que remató defectuosamente Giroud y le cayó a Özil que, de primeras, venció con sutileza a Lloris.

Con esa diferencia mínima se cerró una primera parte en la que el resultado pudo ser otro distinto debido a la gran cantidad de ocasiones de gol que tuvieron ambos conjuntos. Los porteros terminaron siendo protagonizas de un primer episodio movido, en ocasiones más disputado que jugado, pero que estuvo a la altura de las expectativas generadas en la previa.

La actitud de los locales cambió notablemente para el complemento y eso le permitió al goleador Harry Kane (56 minutos), imponer nuevamente la igualdad. Córner botado desde la izquierda, Vertonghen la peinó en el primer palo, rechaza Opsina, pero el reboye cayó en los pies de Kane, que no tuvo dificultad para rematar de primera y mandarla al fondo de la red.

Parecía que todo terminaba en empate, pero en la recta final apareció nuevamente Harry Kane (87 minutos), para darle vuelta al marcador. Centro perfecto de Nabil Bentaleb desde la derecha. El balón llegó al centro del área y allí se impuso el joven atacante inglés con un exquisito cabezazo que dejó sin posibilidades a Ospina. Buen gol del atacante que está revolucionando el fútbol británico.

23Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!