El mítico Stamford Bridge fue testigo de la victoria del Chelsea (1-1) ante Burnley, en partido valido por la jornada 26 de la Premier League.

Con este resultado los dirigidos por José Mourinho llegan a 60 puntos y se consolidan en el liderato de la tabla de posiciones. Para destacar la presencia de Juan Guillermo Cuadrado en el once titular londinense. El extremo colombiano estuvo presente hasta el minuto 63 cuando fue sustituido por el brasileño Willian.

Desde el pitazo inicial los locales tomaron el control de las acciones y eso le permitió a Branislav Ivanovic (14 minutos), abrir rápidamente la cuenta en el marcador. Gran jugada individual de Hazard por izquierda. Llegó hasta el fondo, metió la pelota a ras de piso y desde atrás apareció Ivanovic con un derechazo. Tercer gol consecutivo del defensa serbio que siempre aparece en momentos claves.

La primera etapa se cerró con esa diferencia mínima que no reflejaba lo visto sobre el césped. La superioridad de los londinenses fue mucho más amplia que lo que mostraba en tanteador hasta antes del descanso. Así las cosas, la apuesta defensiva del visitante y falta de acierto del local fueron claves para que la ventaja no fuera mayor.

Para el segundo tiempo llegaron los cambios, ambos entrenadores movieron algunas fichas y aún así la única novedad en el juego fue la expulsión de Nemanja Matić, que vio la roja directa por empujar a un rival sin pelota. El serbio se calentó después de que el árbitro no sancionara una fuerte entrada de Barnes y decidió hacer justicia con sus propias manos.

La inferioridad numérica redujo la contundencia del Chelsea y permitió que el cuadro visitante, por intermedio de Ben Mee (minuto 81), impusiera las tablas en el luminoso. El tiro de esquina lo botó Kieran Trippier y el esférico tomó destino de gol gracias a un testarazo de Ben Mee que cayó como un baldado de agua fría para los espectadores presentes.

7Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!