El Real Madrid del 2020 se parecerá mucho al actual

El proyecto actual del conjunto merengue está basado en jóvenes futbolistas con futuro prometedor y con extensos contratos de vinculación.

El Real Madrid históricamente se ha catalogado como un club imponente y que manda la parada cuando de fichajes se trata. Su especialidad ha sido contratar a los mejores jugadores del mundo y de ahí que en algún momento haya recibido el rotulo de “Galáctico”, teniendo en cuenta la gran cantidad de estrellas que supo juntar en su plantilla.

Pese a ello, las intenciones del cuadro blanco han cambiado significativamente en los últimos años. Aunque la prioridad sigue siendo fichar cracks mundiales, ya no los busca tan consolidados o maduros. La apuesta merengue ha cambiado hasta el punto en que la corta edad prevalece. Sus últimas incorporaciones lo comprueban y dejan en evidencia la inteligente estrategia de un proyecto que se podría extender hasta el 2020 o más, dependiendo de lo que pueda pasar en los próximos mercados.

En la temporada 2020-21, los Isco, Carvajal, Bale, Kroos, James o Varane, todos ellos titulares de la actual plantilla, pueden seguir en el Madrid dentro de cinco años muy tranquilamente. Al menos, por edad, el conjunto blanco tiene el futuro más que asegurado. El talento puede que sea mayor o menor dentro de unos años, pero lo más lógico es que la calidad de estos jugadores vaya en aumento con cada día.

Real Madrid 2020

El Madrid ha entrado en una dinámica de potenciar la captación de jugadores JASP -jóvenes aunque sobradamente preparados- que esta temporada ha llevado a cabo más que nunca. James, Kroos, Lucas Silva, Martín Odegaard, Asensio, Peeters y Abner, han sido las últimas incorporaciones. Pese a Keylor Navas, de 27 años, la media de estos últimos siete refuerzos es de 20 años.

Ya la pasada temporada, el Real Madrid hizo un gran esfuerzo por asegurarse a todos los jóvenes de gran proyección. En el verano que ‘La Rojita’ conquistó la Eurocopa sub-21, se puso el punto de mira en Isco e Illarramendi, a los que se fichó por un valor próximo a los 60 millones de euros, se repescó a Carvajal y se consolidaron en el primer equipo los canteranos Jesé, Morata y Nacho, que encontraron un hueco en la primera plantilla. Todo un baby boom para Carlo Ancelotti, que podría ser el único que de aquí al 2020 no siga en uno de los equipos con más futuro por delante.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!