El centrocampista alemán reconoció que tiene su corazón dividido y que por esa razón preferiría premiar a los dos mejores jugadores: Cristiano y Neuer.

Sami Khedira es uno de esos personajes que casi nunca tienen apariciones públicas y que, sin embargo, cada vez que lo hacen terminan en la portada de los principales diarios deportivos. Lo dicho queda comprobado con una reciente rueda de prensa que le está dando la vuelta al mundo a través de las redes sociales.

El portentoso volante alemán, que se encuentra incapacitado tras sufrir un fuerte golpe en la cabeza durante un partido, compareció ante los medios en rueda de prensa citada para la presentación de su nueva fundación dedicada a recaudar fondos a través del fútbol para niños en riesgo de exclusión social. Además de preguntarle por todos los detalles de esta iniciativa, los periodistas presentes aprovecharon la oportunidad para saber sus opiniones con respecto al Balón de Oro y a su posible futura salida del Real Madrid.

En ese orden de ideas, el jugador campeón del mundo en Brasil con la selección alemana admitió que su futuro sigue siendo una incógnita: «Todos saben que mi contrato finaliza en junio. Mantengo una relación fluida con el club. Estoy muy a gusto en Madrid y no soy reacio a quedarme. No tengo contactos con otros clubs. Yo mismo estoy intrigado con mi futuro».

Luego, polemizó refiriéndose al premio que se llevará el considerado mejor jugador del mundo. «Los tres nominados tienen una enorme calidad y son grandes futbolistas. Tengo dos favoritos: Cristiano y Neuer. Ambos han elevado al máximo el nivel de exigencia en sus respectivas posiciones de juego. Doy gracias por no tener que votar. Si fuese Blatter, daría dos Balones de Oro».

Las palabras de Sami Khedira dejan en evidencia la controversia interna que vive por esos días con respecto a esta elección. Queda claro que como alemán le gustaría ver a su compatriota Neuer llevándose el galardón; pero como merengue preferiría que fuera Cristiano quien el próximo lunes 12 de enero se llevara los aplausos y fuera el centro de atención de los presentes en la gala de Zurich, Suiza.

16Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!