El inagotable portero brasileño se convierte en el jugador que más victorias ha conseguido con un mismo equipo: 590 al servicio del Sao Paulo.

Los futbolistas sudamericanos siguen siendo noticia en el mundo del fútbol. Al protagonismo que cada fin de semana tienen en sus diferentes clubes y la inclusión de varios de nuestros representantes en la lista de nominados al Balón de Oro, se le suma el registro histórico que ha logrado un arquero carioca.

Se trata obviamente de Rogerio Ceni, guardameta de 41 años, quien acaba de establecer su cuarto récord mundial, un par de meses antes de colgar los guantes y retirarse de las canchas. El legendario portero, que hace unos meses adelantó que esta sería su última temporada, se convirtió en el personaje que más victorias ha conseguido con un mismo equipo.

Las 590 victorias con la camiseta del Sao Paulo le hicieron rebasar al galés Ryan Giggs, quien cerró su carrera con 589 triunfos con la camiseta del Manchester United. El hito de Ceni se materializó en la goleada por 3-0 al Goiás, la noche del pasado lunes, en la trigésima jornada del brasileirao, campeonato en el que Sao Paulo es segundo y está a cinco puntos del líder Cruzeiro.

Lo más impresionante de todo es que la histórica marca se suma a otras tres previamente establecidas por él mismo. Ceni es el futbolista que ha jugado más tiempo por un mismo equipo, 1.174 partidos con el Sao Paulo, de los que 1.134 han sido reconocidos por el libro Guiness, y también es el capitán con más partidos por el mismo equipo, 916, según el mencionado libro de récords.

Sin embargo, el mayor récord de Rogerio Ceni, por el que ya tiene su nombre labrado en el panteón del fútbol mundial, es su inigualable registro de goles anotados, 123 en total, 60 de ellos de falta y los otros 63, de penalti. Una barbaridad si tenemos en cuenta que se trata de uno de los mejores del mundo en cobros de pelota quieta.

Muy lejos quedaron los registros de otros míticos arqueros artilleros, como el paraguayo José Luis Chilavert, autor de 62 goles, el colombiano René Higuita, quien marcó 52 tantos, o el mexicano Jorge Campos, que colgó las botas con 40 dianas. Se retirará y su única deuda será con la selección, en la que casi siempre estuvo a la sombra de Taffarel, Marcos o Dida y sólo jugó como titular una competición, la Copa Confederaciones de 1997.

13Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!