El ex-futbolista argentino revela en esta conmovedora entrevista que desde hace casi dos años padece esta enfermedad terminal.

En nuestras mentes tenemos almacenados nombres e imágenes de miles de jugadores. Muchos de ellos están ahí porque los hemos visto jugar, otros porque hicieron historia a través de su estilo y algunos más porque vivieron algo extraño durante su carrera profesional.

Un ejemplo de los últimos es Jonás Gutiérrez. El ex-centrocampista argentino no sólo será recordado como uno de los mejores del país en su posición, sino que también como aquel que vivió una historia que muchos desconocíamos y que hace unos días fue llevada a la luz pública por boca del propio jugador durante una entrevista concedida al canal ‘TyC Sports’, que en las últimas horas ha relevado los detalles de la misma.

«Me detectaron un tumor en un testículo después de sufrir un golpe fuerte en un partido y no entendía nada», recuerda Jonás del encuentro disputado entre su anterior equipo Newcastle y Arsenal por la liga inglesa, en mayo del año pasado. Han transcurrido casi dos años desde entonces y hasta ahora pocos conocían su lucha contra una grave enfermedad.

«Cuando me confirman que tenía cáncer me fui a casa llorando. Ahí fue cuando decidí venir a tratarme a la Argentina», subrayó el guacho, de 31 años. «Vine, me extirparon el testículo izquierdo, hicieron todo para que no aparezca metástasis y después la recuperación fue por la cirugía más que nada».



Gutiérrez dijo sentirse «decepcionado» con el Newcastle, con el que había jugado cinco años y con el que lo une un contrato hasta 2015, ya que en medio de su problema le pidió que buscara club por lo que en enero pasado pasó a préstamo al Norwich, donde jugó poco y nada.

El habilidoso volante, a quien Diego Maradona dirigió en Sudáfrica cuando los Albicelestes cayeron 4-0 con Alemania en cuartos de final, señaló que debido al tratamiento perdió el cabello. Fue una de las cosas que más le ha dolido, pues siempre se destacó por su larga cabellera.

«A mucha gente le decía que me había pelado por una promesa, pero mi gente sabía la verdad», señaló Jonás Gutiérrez, a una semana de terminar su tratamiento. «Me decidí a contarlo todo porque tal vez esto ayude a la gente con el mismo problema a lucharla».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!